Temporada n° 54 Cine cosmos




Yüklə 11.13 Kb.
tarix25.04.2016
ölçüsü11.13 Kb.
F
undación Sin Fines de Lucro

Declarada de interés especial por la Legislatura del Gobierno de la Ciudad
www.cineclubnucleo.com.ar

Exhibición n° 6999 Lunes 29 de octubre de 2007

Temporada n° 54 Cine COSMOS

El 41 (Sorok Pervyy, URSS-1956). Dirección: GRIGORI CHUKHRAI. Argumento: novela de Boris Lavrenyev. Guión: Boris Koltunov. Fotografía: Sergei Urusevsky. Cámara: Aleksei Temerin. Música: Nikolai Kryukov. Diseño del film: Vladimir Kamsky, Konstantin Stepanov. Montaje: L. Lysenkova. Sonido: Leonid Bulgakov. Vestuario: A. Danduryan. Maquillaje: M. Rojkov. Elenco: Izolda Izvitskaya (Maria Filatovna), Oleg Strizhenov (teniente Vadim Nikolayevich Govorkha), Nikolai Kryuchkov (comandante Ansenti Yevsyukov), Nikolai Dupak (Andrei Chipilko), Georgi Shapovalov (Terentyev), Pyotr Lyubeshkin, L. Kovylin, Y. Romanov, Daniil Netrebin, A. Umuraliyev, Anatoli Kokorin, Vadim Sinitsyn, K. Zharkimbayev, T. Sardarbekova, Vadim Zakharchenko, Aleksandr Grechanyy, Muratbek Ryuskulov, M. Semyonikhin, S. Solonitsky. Productor: Bela Fridman. Productor asociado: Danilovich, Aleksei Ochkin. Director producción: G. Lukin. Oroductora: Mosfilm. Duración original: 88’.


El film

El contraste entre este nuevo film y el promedio de la producción soviética está lejos de ser una casualidad. Responde con certeza a la nueva tendencia de su cinematografía, un movimiento que se caracteriza por líneas temáticas distintas y que ha sido vinculado con acontecimientos públicos rusos de los últimos tres años. La reorganización ha tenido como cabezas visibles la del director Mikhail Romm, que en un famoso articulo de 1954 planteó la crisis de ideas y de régimen industrial que caracterizaban a la producción rusa, y después las de los realizadores Vassiliev y Pyriev, que tomaron a su cargo la tarea de dos estudios principales, confiriendo la iniciativa de la producción a Consejos Artísticos integrados por artesanos e intérpretes. Este nuevo régimen, que supone en cierta medida una liberalización en una industria que solía ser orientada sobre bases rígidas, tiene como síntomas más claros la inclusión de temas no políticos ni ideológicos y la atención a problemas dramáticos y psicológicos que habían sido descuidados. (...)

La primera virtud de El 41 es, sorprendentemente, la de ser un drama de amor. No es una historia romántica ni una exaltación lírica ni una frivolidad pasajera: es realmente un conflicto entre una guerrillera revolucionaria y un oficial zarista, que es a un tiempo su amante y su enemigo. No hay casi ninguna sustancia política en la descripción del caso y aunque en los últimos diez minutos el conflicto se agudiza (...), el enfoque no quiere ser primordialmente ideológico: es ante todo un drama individual, y está resuelto en una de las varias formas legítimas que cabía prever. La segunda virtud es la notable unidad de su narración, que comienza desde un hecho común y en cierto sentido histórico (una patrulla de guerrilleros rojos perdidos en las arenas del desierto durante la revolución) y va progresando como un relato de aventuras, particularizándose sin pausa hasta llegar a su caso individual. Los diversos episodios de esa aventura pudieron ser accesorios o triviales, como a menudo lo son en el western norteamericano, al que este relato se asemeja en más de un punto; el hecho es, sin embargo, que los episodios físicos de El 41 son casi siempre necesarios al progreso de la acción, a la dispersión de la patrulla y al enfoque crecientemente singularizado de la pareja, cuya condición protagonista sólo de advierte al promediar el film. Con una ideal precaución de colocar el conflicto en la pantalla, y no sólo en los diálogos, el plan del film presta primordial atención a los hechos físicos que determinan su drama: la peregrinación en el desierto, luego el naufragio en el mar, luego la soledad de la isla, la enfermedad del galán, la protección que deriva en amor, y de aquí a la puntualización de lo que une y separa a ambos personajes. Se han adjudicado cuarenta oficiales zaristas muertos a la guerrillera protagonista: el 41 es realmente un problema separado y mayor.
Texto de Homero Alsina Thevenet en El País, Montevideo.
________________________________________________________________________________________
Usted puede confirmar la película de la próxima exhibición llamando al 48254102, o escribiendo a nucleosocios@argentina.com

Todas las películas que se exhiben deben considerarse Prohibidas para menores de 18 años.



________________________________





Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azrefs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə