Reserva de la biosfera




Yüklə 1.41 Mb.
səhifə1/14
tarix26.04.2016
ölçüsü1.41 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

Plan de proyecto “Campaña viejito”



RESERVA DE LA BIOSFERA

BARRANCA DE METZTITLÁN”




Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas

CAMPAÑA DE EDUCACION PARA LA CONSERVACION DE LOS RECURSOS NATURALES EN LA RESERVA DE LA BIOSFERA

“BARRANCA DE METZTITLAN”



PLAN DE PROYECTO

Ing. Maribel Sánchez García

Coordinadora del Programa de Educación Ambiental en la Reserva de la Biosfera

“Barranca de Metztitlán”

Marzo del 2005


DESCRIPCIÓN DEL SITIO

La zona más bien conocida como vega de Metztitlán antes de ser decretada como Área Natural Protegida el 27 de Noviembre del 2000, se caracterizaba en los años 50’ s y 60’ s por la fertilidad de sus tierras, abundante agua en los ríos así como la biodiversidad de flora y fauna representativa del lugar, sin embargo, las tierras empezaron a producir cada vez menos, el saqueo principalmente de flora fue mayor y la desaparición de especies podía ser visible.


Ante tal problemática de la actividad agrícola y ante el continuo deterioro de los recursos naturales se hicieron peticiones por parte de los habitantes de la Barranca de Metztitlán para que el gobierno instrumentara programas de protección, por lo que después de múltiples reuniones y negociaciones finalmente el gobierno decretó la creación de una reserva de la biosfera, con el objetivo de conservar y proteger los diferentes ecosistemas existentes.
Localización
De acuerdo con los datos reportados por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (CONANP_ SEMARNAT, 2001). La Reserva de la Biosfera “Barranca de Metztitlán” (RBBM) se encuentra en la parte centro este del Estado de Hidalgo, entre los paralelos 20°14’15” y 20° 45’ 26” latitud norte y los meridianos de 98°23’ 00’’ y 98°57’ 08” longitud oeste, con elevaciones entre 1000 y 2200 msnm.
Figura 1: Ubicación de la RBBM, dentro de México y en el Estado de Hidalgo.

Fuente: CONABIO, 2002.

Abarca los municipios de Acatlán, Atotonilco el Grande, Eloxochitlán, Huasca de Ocampo; Metepec, Metztitlán, San Agustín Metzquititlán y Zacualtipán de Ángeles.


Limita al norte con las vertientes del Río Almolón y escorrentías de la Laguna de Metztitlán, al sur con el Río Grande Tulancingo y por las barrancas de Alcholoya.Tlaxocoyucan y Santa María Regla. Al oeste colinda con el Río Amajac y las partes altas que limitan la cuenca con una altitud promedio de 1900 m. Al este la limitan las elevaciones de las vertientes que delimitan la barranca a una altitud promedio de 2000 m.
Comprende una extensión de 96 042.95 ha de las cuales 12 474.14 se han definido como zonas núcleo las restantes 83 568.81 ha corresponden a la zona de amortiguamiento.

(CONANP-SEMARNAT, 2001).



Figura 2: Polígono de la Reserva, zonas núcleo



Fuente: Ficha Técnica de la Reserva de la Biosfera “Barranca de Metztitlán” 2001.


Características Físicas
A continuación se describen las principales características físicas de la Reserva de la Biosfera “Barranca de Metztitlán” (RBBM).
Fisiografía
El estado de Hidalgo sirve de límite de las provincias fisiográficas Sierra Madre oriental y Eje Neovolcánico. Aunque la mayor parte de la RBBM se ubica dentro de la Provincia Fisiográfica Sierra Madre Oriental. La forma de la Reserva es alargada y bastante irregular, sigue un eje principal del SE al NO. Existen diversas topoformas en la Reserva: en torno al Río Venados, la parte más baja de la cuenca, la topoforma es de valles.

Las laderas del parteaguas corresponden a cañones. Estos últimos se conectan con sierras hacia el NE y NO de la Reserva y con algunos lomeríos y algunas mesetas al norte, hacia el SE, los cañones se continúan con lomeríos y hacia el SO con llanuras. La topoforma más común es el escarpe o sistema de laderas abruptas, seguida por la sierra baja, de origen sedimentario (CONANP-SEMARNAT 2003).


Geología
CONANP – SEMARNAT (2003) ubica la geología por zonas tal como la porción del río Venados situada entre el poblado de Metztitlán y la Laguna de Metztitlán como una zona con aluviones. Las formaciones geológicas a la altura de dicho poblado y hacia el Norte de la Reserva, están dominadas por las rocas sedimentarias y volcánicas, principalmente calizas, en la porción NE a partir de la Laguna hay una zona con rocas ígneas extrusivas (basalto) y otra entre Mesa Grande y Tolapa.
En la Porción Sur de la Reserva, también predominan los basaltos. En las zonas Centro y Sur del Río Venados, predominan basaltos y lutitas respectivamente. Los basaltos son más recientes (Terciario superior) que las calizas (Terciario inferior). Las lutitas son del cretácico superior y los aluviones corresponden al Cuaternario. La mayoría de los sustratos geológicos presentes son intemperizables con relativa facilidad.

Suelos
De acuerdo con CONANP-SEMARNAT (2003) son seis las unidades predominantes de suelo presentes: litosol, rendzina, regosol, fluvisol, feozem y vertisol. Las márgenes del río Venados y las zonas de aluvión tienen suelos fluvisoles calcáricos y feozems calcáricos. En la zona Noreste predominan litosoles, seguidos por rendzinas y luvisoles. En la porción Sur, aledañas al río se encuentran regosoles calcáricos y regosoles éutricos.
En la zona Este-Centro hay algunas redzinas, mientras que al Sureste se hallan feozems háplicos y vertisoles. En las porciones más altas del Noreste de la Reserva, se encuentran luvisoles vérticos y cambisoles vérticos.

Hidrología
Figura 3: Laguna de Metztitlán

L
Foto tomada por Alicia Ahumada


a Reserva corresponde a la Región Hidrológica 26 del Río Panuco, igual que la mayor parte del estado de Hidalgo, con coeficientes de escurrimiento superficial en el intervalo de 20 a 30%. El principal rasgo hidrológico superficial de la Reserva lo conforma el Río Venados el cual forma a la Laguna de Metztitlán al norte de la Reserva, que es considerada una de las represas naturales más grandes del mundo, y es un refugio importante de un gran numero de especies de aves migratorias, principalmente durante el invierno (INEGI, 2003).

Clima
En términos generales el clima de la Reserva es Cálido y Seco-Cálido, sin embargo, de acuerdo con Enriqueta García (1981), son tres los climas predominantes, mismos que enseguida se describen en orden de importancia: BS1hw, semicálido, con régimen de lluvias en verano y un porcentaje de lluvia invernal del 5% al 10.2 % del total anual. BS1kw, semiárido, templado, con régimen de lluvias en verano y un porcentaje de lluvia invernal del 5% al 10.2% del total anual y BS0kw, árido, templado con régimen de lluvias en verano y un porcentaje de lluvia invernal del 5% al 10.2 % del total anual.


Características Biológicas
CONANP-SEMARNAT (2003) reporta que la Barranca de Metztitlán queda incluida en las dos provincias florísticas, la Sierra Madre Oriental y la Altiplanicie, hecho que le permite tener características muy especiales. Existen seis tipos de vegetación diferentes, entre los que se encuentran el matorral submontano; el bosque de coníferas (bosque de juniperus y bosque de pino-encino), el bosque tropical caducifolio, el matorral xerófilo (matorral crassicaule de Cephalocereus senilis, matorral crassicaule de Stenocereus dumortieri y matorral crassicaule Opuntia imbricata), el pastizal y la vegetación ribereña.


Figura 4: Paisaje representativo del Matorral Submontano.

Matorral Submontano


Fuente: Archivo Fotográfico de la RBBM


Es una comunidad densa, con cobertura de entre el 80 y 90% de la zona localizada donde la fisonomía está dada por especies arbustivas de hasta 2 metros, con excepción de algunos individuos del género Yuca que aparecen en forma esporádica; las especies características son: anacahite (Cordia boissier), olivo (Gochnatia hypoleuca), cante (Harpalyce arborescens), guayacán (Helietta parvifolia), capulín (Karwinskia humboldtiana) y palo estaca (Neopringlea integrifolia ), entre otros

(CONANP – SEMARNAT, 2003).



Bosque de Coníferas
Este tipo de vegetación se constituye por un conjunto de comunidades vegetales perennifolias que desarrollan preferentemente en zonas de climas frescos y semihúmedos pero extendiéndose también a los húmedos y a los semiáridos. En la RBBM es posible encontrarlo en el extremo noroeste en las cercanías de las poblaciones de Mesa Grande y Zoquizoquipan en altitudes que van de los 1,800 a los 2,500 msnm y en sustratos geológicos de origen volcánico.
Fisonómicamente se reconoce por ser un bosque con un estrato arbóreo de una altura promedio de ocho a 12m de alto, variando de abierto a moderadamente cerrado, los árboles de mayor edad pueden alcanzar hasta 60 cm de diámetro; la presencia dominante de Juniperus flaccida (sabino), le imprime el carácter de un bosque escuamifolio, siendo atenuado por la presencia de Quercus polymorpha y Q. castanea.
En el estrato arbustivo se observa Dasylirion sp, Opuntia spp, Coreopsis mutica, Eupatorium collinum, Zaluzania augusta, Montanoa tomentosa, Verbesina aff. Persicifolia, Lumbago pulchella, eupatorrium spinaciifolium, Vernonia liatroides, Loeselia mexicana, Lantana velutina, Sebastiana aff, pavoniana, Acacia farnesiana, Dodonaea viscosa y Tecota stans.
El estrato herbáceo se caracteriza por su gran riqueza florística, destacando dentro de ella las siguientes especies: Datura sp, Leptochloa dubia, Cyperus hermaphroditus, Acalypha adenophora, cheilantes bonariensis, Tetramerium hispidum, Setaria grisebachii, Artemisia ludoviciana mexicana, Cheilanthes integerrima, Zinnia peruviana, Euphorbia graminea, Mentzelia hispida, Lasiacis divaricata, Mirabilis jalapa y Bahia pringlei (CONANP – SEMARNAT, 2003).

Bosque Tropical Caducifolio
Este tipo de vegetación agrupa comunidades vegetales dominadas por árboles de baja altura, por lo general con un promedio de 8 a 12 metros, los árboles se caracterizan por estar muy ramificados a baja altura y las copas son tan anchas o más anchas que altas.

Figura 5: Bosque Tropical Caducifolio

Un aspecto muy sobresaliente de su fisonomía es la presencia de tallos con la corteza exfoliante y de colores vivos, este rasgo es notorio en la especie Bursera morelensis (chaca), la cual predomina en este tipo de vegetación. Otras especies que se encuentran acompañando a la Bursera morelensis son: Prosopis laevigata (mezquite) en la parte baja de los cerros y la presencia dispersa de Opuntia spp. (nopal) Mytillocactus geometrizan (garambullo), Cephalocereus senilis (viejito), Stenocereus dumortieri (órgano),



(
Fuente: Archivo Fotográfico de la RBBM
CONANP – SEMARNAT, 2003).

Matorral Xerófilo
Bajo esta denominación se agrupa a un conjunto de comunidades vegetales dominadas por las plantas de corte arbustivo que se desarrollan en las zonas áridas y semiáridas de la Reserva de la Biosfera.
Las especies que forman el matorral en ocasiones rebasan los cuatro metros de alto; sus tallos se ramifican desde la base o muy cerca del suelo y pueden presentar varias adaptaciones que les permiten vivir con éxito en ambientes con muy poco suministro de agua. A continuación se distinguen los principales:
Matorral Crassicaule de Cephalocereus senilis (viejito)
Esta asociación vegetal se define principalmente por la presencia de la especie Cephalocereus senilis la cual se determina por las características del suelo, se establece sobre un regosol de material no consolidado, pero no aluvial. La especie dominante alcanza una altura promedio de 3 a 5 metros, su forma característica es columnar poco ramificada.

Matorral Crassicaule de Stenocereus dumortieri (órgano cimarrón)
Esta asociación suele encontrarse de manera característica en las laderas de exposición norte y noroeste en el interior de la barranca de Metztitlán, definida principalmente por la presencia de la especie Stenocereus dumortieri, un cactus candelariforme el cual alcanza de 5 a 6 metros de alto, mostrando fisonómicamente un estrato emergente por encima de los demás componentes florísticos. Su rango altitudinal va desde la orilla del Río Venados
hasta los 1750 msnm difiere de la asociación de Cephalocereus senilis en su composición florística y el tipo del suelo en el que se desarrolla. Un área representativa que cubre esta asociación vegetal se observa en el paraje conocido como la Casita Municipio de Metztitlán en las proximidades de la carretera federal Pachuca-Tampico.
Matorral Crassicaule de Opuntia imbricata (cardón)
Esta asociación vegetal se le encuentra en las laderas escarpadas y de difícil acceso con exposiciones noreste hacia la Barranca de Metztitlán sobre sustratos geológicos de origen ígneo tipo basalto, dentro de un rango altitudinal de 1700 a 1820 m. Un área representativa se encuentra frente a la población de Santa Cruz, municipio de Huasca de Ocampo en la cercanía al cauce del Río Venados.
El estrato arbóreo está constituido por Opuntia imbricata, Prosopis leavigata, Yuca filifera, Myrtillocactus geometrizans, Eysenhartia polystachya, Senna polyantha y Quercus laeta. El estrato arbustivo es muy diversificado observando entre otras especies las siguientes: Satureja mexicana, Brickellia veronicifolia, Cortón ciliato-glanduliferus, Iresine grandis y Randia capitata (CONANP – SEMARNAT, 2003).

Pastizal
Este tipo de vegetación se observa dentro del área de la Reserva en el paraje conocido como Mesa Grande ubicada al norte de Metztitlán en una altitud de 1980 m sobre un estrato de roca ígnea y suelos de tipo vertisol. La presencia de esta vegetación se debe a un proceso de perturbación motivado por la eliminación del arbolado de encino que existía anteriormente en esa localidad.

Se encuentra por dos estratos bien definidos por una parte del estrato arbóreo se encuentra dominado por Acacia schaffneri (huizache) el cual alcanza una altura máxima de 2.50 metros, denotando una típica forma aparasolada. Algunos arbustos ocasionales son: Mandevilla foliosa, Cortón ciliato-glanduliferus, Karvinskia humboldtiana y Opuntia spp. El estrato herbáceo esta muy diversificado presentándose principalmente durante la época de lluvias, utilizándose como alimento para el ganado ovino y bovino (CONANP – SEMARNAT, 2003).


Vegetación Ribereña
En terrenos cercanos a la Laguna de Metztitlán se observa una vegetación característica sobre un suelo profundo y con anegación temporal con la presencia de un manto freático elevado, lo cual permite que las plantas que ahí prosperan tengan suficiente humedad para su desarrollo. Es notable la presencia de
árboles maduros de Salís humboldtiana en la orilla de la Laguna y se observa que algunos soportan la inundación de su sistema radicular y la parte inferior del tallo.
En las márgenes del Río Metztitlán se observan alineaciones del nogal (Carya illinoense) y creciendo de manera espontanea Salís humboltiana . Aguas arriba en los municipios de

Huasca y Acatlán, se observa la presencia de Platanus mexicana y Annona cherimola en el estrato arbóreo, además del arbustivo Indigofera suffuticosa y la herbácea de tonos llamativos Leonotis nepetifolia (CONANP – SEMARNAT, 2003).


Fauna
CONANP-SEMARNAT (2003) describe en forma general la fauna presente en la Reserva de la Biosfera “Barranca de Metztitlán”.
Mamíferos
En la región se registran 42 especies diferentes, aunque los habitantes de la zona mencionan la presencia ocasional de otras más, como el puma (Felis concolor) y el tigrillo(Felis wiedii).
La topografía variada y abrupta de la zona permite la formación de cuevas y hoquedades que sirven de madrigueras y lugares de descanso de murciélagos (Mormoopiidae, phyllostomatirae, Natalidae, Vespertilionidae y Molossidae), zorros (Urocyon cinereoargentus) y zorrillos (Mephiti macroura) entre otros. No obstante la distribución de los mamíferos en el área de la Reserva, no se restringe a estos hábitats, por lo que es factible encontrar especies asociadas a vegetación xerófilo y sustrato rocoso como el coyote (Canis latrans) el cacomixtle (Bassariscus astutus) y las ardillas grises (Spermophilus variegatus), o en vegetación herbácea como ratones de campo (Peromyscus boylii).
Cabe señalar que los murciélagos ( Pteronotus parnelli y Leptonyctris nivalis) así como las ardillas Sciurus auregaster y Spermphilus mexicanus, presentes en el área de estudio son endémicas de Mesoamérica resaltando la importancia de la conservación de esta zona, como reservorio genético de sus poblaciones.
Aves
Las aves es el grupo de vertebrados mejor representado, cuenta con 188 especies, aproximadamente, muchas de ellas migratorias, lo cual se confirma con el registro de aves con hábitos costeros como el matinete (Ceryle alción), el alzacolita (Actitis macularia), pelicanos (Pelecanus erytrorhyncus). Las características del área de la Reserva, específicamente de la Laguna de Metztitlán le permiten aparecer como una zona de resguardo temporal apropiada para la avifauna migratoria. En las áreas rocosas y montañosas se localizan: zopilotes (Cathartes aura), gavilanes (Buteo spp) y llamahielos (Faloco sparverius.) y en los lugares cercanos a cuerpos de agua: garcillas (Nycticorax) y garzones (Egretta), en los sitios propiamente acuáticos todos los patos de la familia Anatidae que invernan en la Laguna, y en las zonas agrícolas, la garza garrapatera (Bulbulcus ibis) y varios miembros de las familias Emberizidae (que se alimentan de semillas y de insectos) y Tyrannidae (que se alimentan de insectos).
Las aves se encuentran en todos los tipos de vegetación encontrados en la región, ya que dependen de ella para su supervivencia, encontrando sitios para anidar, descansar y alimentarse como es el caso de los chipitirrines ( Pyrocephalus rubines), las primaveras (Turdus gray) los cardenales (Cardenalis cardenalis) y los gorriones (Passer sp.) éstas dos últimas aves anidan en la región. Los chuparrosas (Hylocharis leucotis y Eugenes fulgens) además participan en la polinización de las plantas que se alimentan en la época de floración.
Reptiles
La distribución de los reptiles es amplia debido a que sus ciclos de vida y tipo de actividad los hacen comunes a regiones de clima seco semihúmedo, de suelos pedregosos, con topografía accidentada, escasa vegetación y áreas abiertas, ya que estas condiciones les permiten encontrar microhabitats adecuados que facilitan su alimentación y reproducción.
Los reptiles característicos del área de la Reserva pertenecen al grupos de lacertilios y ofidios, de los cuales se tienen registradas 3 y 4 familias respectivamente. Entre las serpientes se encuentra la familia Leptotyphlopidae: la familia Viperidae, también presente con el género Crotalus, en tanto la familia Colubridae, con siete especies incluyendo tres acuáticas.

Peces
Según estudios realizados en campo la ictiofauna está representada por las familias Poecilidae, Chichlidae y Cyprinidae.
La distribución de estos peces se remite a la Laguna de Metztitlán y al Río del mismo nombre así como a los Río Almolón y Amajac de los cuales los más utilizados son: Poecilia mexicana, Ciprinus carpio y Tilapia sp.

Anfibios
Debido a sus hábitos de vida son un grupo ligado a la existencia de cuerpos de agua y a zonas de alta humedad, estas condiciones no se cumplen del todo en el área de la Reserva, sin embargo cerca de la Laguna y del Río Metztitlán, se registraron dos familias con una especie cada una, Ranidae (Rana spectabilis) presente en la Laguna y los Ríos y Bufonidae (Bufo valliceps) solo presente en la Laguna. Se tiene tres familias más con una especie cada una, de éstas, Pelobatidae (Spea hammondi multipticata) y leptodactylidae (Hylactophryne augustini) son propias de matorral xerófilo, en tanto que la familia Hyliidae (Hylamiothympanum) se distribuye preferentemente en arroyos y manantiales.

Condiciones de explotación de especies de flora.
Existen algunas especies de flora que son especialmente atractivas, ya sea por sus formas, colorido y/o aroma entre otros atributos, debido a ello han sido objeto de recolección desde tiempos muy antiguos; un caso claro de esta situación es el de las orquídeas.
Las orquídeas silvestres son especialmente vulnerables en razón de que muchas de ellas crecen en áreas y ambientes muy restringidos y a la vez diversos, siendo con frecuencia endémicas de una cadena montañosa o de zonas poco extensas. Por otro lado, un gran número de orquídeas, sobre todo terrestres, están localizadas en hábitats de características edáficas muy particulares. Otras parecen tener ciclos de vida cortos; estando confinadas a ciertas etapas sucesionales en las comunidades secundarlas. En algunas especies, tanto terrestres como epifitas, se observan cambios muy rápidos en las poblaciones y, por lo tanto, la permanencia de las comunidades en una localidad, puede ser relativamente corta (CONANP – SEMARNAT, 2003).
Si a estas características particulares que se mencionaron, se le suman dos factores humanos, que son la destrucción del hábitat y el saqueo excesivo de ejemplares, el resultado es que en la actualidad gran cantidad de orquídeas se encuentran en estatus crítico.
En cuanto a la destrucción del hábitat, se encuentra el caso de la orquídea endémica Laelia gouldiana la cual, solo existía de manera natural en la parte baja de la Barranca de Metztitlán es decir, en la Vega de Metztitlán, sin embargo, en la actualidad la Vega esta completamente transformada en campos de cultivo, lo que perjudicó de manera determinante a la especie (CONANP – SEMARNAT, 2003).
Otro ejemplo que puede citarse es el de la orquídea endémica (Laelia speciosa) conocida como "flor de mayo" considerada por Sánchez-Mejorada (1978) y la NOM-059-ECOL-1994 como Amenazada y por Soto y Hágsater (op cit) como especie frecuente sobre-explotada. Esta especie es intensamente explotada por los lugareños de la región ya que se recolecta durante la Semana Santa y otras fiestas religiosas que coinciden con su floración para adornar las Iglesias o venderlas en los tianguis locales.
Además de las orquídeas otro grupo especialmente vulnerable al saqueo clandestino, es el de las cactáceas. Entre las cactáceas que han recibido mayores presiones humanas se encuentra el “Viejito” (Cephalocereus senilis), esta especie Endémica de México, se encuentra amenazada en la NOM-059; asimismo, se ha reportado con problemas de supervivencia debido a su sobreexplotación (CONANP – SEMARNAT, 2003).
Además del Viejito, las biznagas también son objeto de saqueo clandestino, como ejemplo puede mencionarse a Astrophytum ornatum, la cual presenta alto valor ornamental; sus tallos son verde-grisáceo claro con innumerables motitas blancas; la flor es de color amarillo-verdoso al principio y amarillo-naranja posteriormente. A. ornatum es una especie endémica de México y esta catalogada como Vulnerable según Flores y Geréz y como Amenazada en la NOM-059-ECOL-2002
Dentro del género Mammillaria, la mayoría de las especies se encuentran sujetas a aprovechamiento ilegal y aunque no se cuenta con estudios que evidencien el estado
actual de sus poblaciones se cree que M. hidalguensis, M. irens, M. polythele y M. wiesingeri, son especies en las cuales se debe poner especial interés, ya que éstas plantas no existen en ningún otro lugar del país ni del mundo, es decir, son endémicas de la RBBM (CONANP – SEMARNAT, 2003).
De acuerdo con la CONANP – SEMARNAT (2003) los saqueadores de cactáceas son gente ajena a la región, algunos de ellos extranjeros, puesto que los lugareños en general, no le confieren gran valor a las cactáceas; es cierto que utilizan algunas de ellas, solo a nivel doméstico en los jardines de sus patios o en pequeñas macetas, sin embargo, pareciera que no existe la conciencia de que además de ser importantes desde el punto de vista biológico, también pueden representar un valor económico si estas se cultivaran y comercializaran (ver anexo III).
Uso del Suelo
El uso del suelo se encuentra definido primordialmente por actividades como agricultura, ganadería, forestal, asentamientos humanos; en este último rubro, la urbanización requiere del aprovechamiento de materiales pétreos para construcción, como arena, piedra y grava, lo que pudiera definirse como aprovechamiento minero en el subsector de minerales no metálicos sin embargo, por las características de extracción, actualmente no se considera como un uso actual ya que los sitios se encuentran definidos dentro de los asentamiento humanos y los aprovechamientos se realizan a muy bajas escalas.
Uso agrícola
La superficie de uso agrícola de la Reserva se divide en 8,262.02 ha. de temporal y 7,853.06ha. de riego, dando un total de 16,115.08 ha. Existen áreas de agricultura de temporal en parcelas muy reducidas en los lomeríos donde es posible realizar esta actividad, destinada principalmente a la producción de cultivos para autoconsumo como fríjol y maíz, asociados al cultivo de maguey pulquero como es el caso de la comunidades de Metznoztla, Los Arcos, Mesa Grande, Itztazacuala, Cumbre de San Lucas, etc.
La zona de aluviones, a lo largo de la mayor parte del río venados y más amplia al norte de la Barranca es una de las mejores tierras agrícolas en el estado de Hidalgo, sobre las cuales se practica la agricultura de Riego (cultivos de maíz, fríjol ejotero, calabaza, entre otros), también cultivan árboles frutales como nogales, mangos, papaya y granada, además se tienen establecidos algunos sistemas agroforestales.
La demanda de mano de obra que se tiene en la vega de Metztitlán, contribuye a que exista poca o prácticamente nula presión sobre el suelo en las partes altas donde el uso agrícola es restringido por las condiciones ambientales. La mano de obra de las comunidades ubicadas en la parte alta se mueve al valle para trabajar en la agricultura de riego (CONANP – SEMARNAT, 2003).
Uso ganadero
De acuerdo a la topografía y la vegetación el uso del suelo para este fin es bastante restringido por lo que solo se encuentran a los de ganado caprino y alguno que otro de ganado ovino practicándose la ganadería de subsistencia, muestra de ello son las típicas veredas irregulares producidas por la compactación que el ganado produce sobre las laderas y los datos del inventario ganadero en los municipios de la barranca reportados INEGI (1999).
Uso forestal
A excepción del suelo de la Vega que es de uso agrícola, la aptitud del suelo en su mayoría es eminentemente forestal y la condición de fragilidad e inestabilidad en que se encuentra excluye cualquier actividad que elimine la vegetación; por lo que el uso forestal deberá estar considerado como aquel destinado a la protección de la cuenca para que a su vez se proporcione estabilidad a los elementos hidrológicos, se mantenga la belleza del paisaje y se asegure la conservación de ecosistemas con sus elementos faunísticos y florísticos.
Sin embargo, por la existencia de comunidades a lo largo y ancho de la Reserva es necesario el uso del recurso forestal para consumo doméstico, incluyendo el aprovechamiento de leña como fuente de combustible, las construcciones rurales y el cercado de terrenos; actividad que no significa riesgo e impacto a los ecosistemas ya que las poblaciones son pequeñas y se encuentran dispersas (CONANP – SEMARNAT, 2003).
Resumen de la Problemática Detectada
En el cuadro 1 se presenta de manera resumida la problemática detectado en la Reserva, la cual se sistematiza en primer término por ecosistema y en segundo lugar por aspectos socioeconómicos y generales. La problemática relacionada a la fauna, aunque se aborda de manera separada, ésta resulta común a todos los ecosistemas, lo que se indica en este aspecto es aplicable a toda la superficie de la Reserva (CONANP – SEMARNAT, 2003).
Cuadro 1: Problemática detectada en la Reserva de la Biosfera “Barranca de Metztitlán”.

ECOSISTEMA

PROBLEMÁTICA

OBSERVACIONES

BOSQUE DE PINO-ENCINO


  • Expansión de la frontera agrícola por las poblaciones rurales de la montaña.

  • Carencia de estudios florísticos y ecológicos de la vegetación.


  • Esta problemática se observa en las poblaciones de Mesa Grande, Los arcos, Tlaxco y Eloxochitlàn, así como en la Zona Sur de la Reserva.

MATORRAL SUBMONTANO

  • Sobre pastoreo en varias zonas, en particular en torno a los poblados.

  • Micro fragmentación relacionada con el sobre pastoreo.

  • Compactación del suelo en las veredas del ganado que impiden regeneración natural.

  • Probable pastoreo selectivo sobre algunas especies ocasionando simplificación de ecosistemas.

  • En la parte Sur oeste y Oeste de la Zona Núcleo que se enclava al Noreste de la Reserva.

  • Laderas cercanas a los poblados de la Vega de Metztitlán.

  • En la Zona Sur de la Reserva.

ECOSISTEMA

PROBLEMÁTICA

OBSERVACIONES

MATORRAL CRASSICAULE DE Cephalocereus senilis

  • Fragilidad del ecosistema debido a las pendientes fuertes de los terrenos de ladera.

  • Depredación y saqueo de material vegetal debido a la buena accesibilidad a estas comunidades vegetales en los márgenes del Río Venados.

  • Extracción ilegal de cactáceas.

  • Falta de regeneración de especies cactáceas.

  • Ubicada en la proximidad de la población El Súchil, Mpio. de Husca y de la comunidad de Buenavista, Mpio de Metztitlán.




MATORRAL CRASSICAULE de Opuntia spp.




  • Ubicada en la Barranca de Tlaxocoyucan, y el Vite Mpio. de Husca.

MATORRAL CRASSICAULE de Stenocereus dumortieri

  • Saqueo de cactáceas en las laderas de exposición noreste, hacia el cauce del río Venados y junto a la carretera federal a Zacualtipán de Ángeles.

  • Ubicada en exposición norte y noroeste en el interior de la Barranca de Metztitlán.

BOSQUE TROPICAL CADUCIFOLIO.

  • Apertura de claros en la vegetación debido a deslizamientos de tierra en laderas con pendientes pronunciadas.

  • Falta información sobre flora y ecología de la vegetación.

  • Ubicado en exposición oeste de la barranca sobre la margen del río Venados.

VEGETACIÓN RIBEREÑA

  • Afectadas severamente por causa de contaminación del agua, debido al uso excesivo de agroquímicos.

  • Ubicado en toda la margen del río Venados.

FAUNA

  • Caza furtiva aparentemente de baja escala. Los monitoreos del grupo de vigilancia parece haber reducido este problema, en las áreas cercanas a la carretera y en la laguna. Se desconoce esta situación en las áreas más alejadas.

  • Captura de aves canoras y de ornato, aparentemente de baja escala, aunque en las regiones aledañas a la reserva, se practica esta actividad. No se tiene reportes de que esta actividad presione a la población de aves.

  • Conflicto con las actividades pesqueras y agrícolas. Algunas aves sambullidoras mueren al quedar atrapadas en las redes de los pescadores. Otros consumen el pescado de las piscifactorías, causando molestias a los pescadores. Por otro lado, animales como ratones, mapaches y tordos, se alimentan de árboles frutales o cultivos, ocasionando algunas pérdidas.







ECOSISTEMA

PROBLEMÁTICA

OBSERVACIONES

RIO Y LAGUNA

  • Contaminación actual de los cuerpos de agua por aguas residuales de las poblaciones y por abuso en el uso de pesticidas. Se desconoce los efectos secundarios en las cadenas tróficas de estos ecosistemas.

  • Ausencia de sistemas de tratamientos de aguas residuales.

  • Se desconoce el impacto ocasionado con la siembra de peces con fines comerciales sobre la ictiofauna local.

  • No existe una base técnica bajo la cual se sustenten las cuotas de pesca o consumo en la laguna de Metztitlán.

  • La contaminación impacta gravemente a las diferentes especies de anfibios, los cuales se encuentran en estado alarmante de deterioro, también se encuentran afectados por esta misma causa especies de reptiles que se ubican en la categoría de vulnerables o amenazados.






ASPECTOS ECONOMICOS DE LA PRODUCCIÓN AGRÍCOLA

  • Uso excesivo de agroquímicos y mal utilización de estos, ya que no existe asesoría técnica.

  • Falta organización de productores para recibir asesoría técnica para la producción y comercialización de sus productos así como para el suministro de insumos agrícolas.

  • Producción de monocultivos que demandan gran cantidad de agroquímicos.

  • Generar alternativas para sustituir el ingreso económico de la población por la práctica del pastoreo extensivo.

  • La migración se ha incrementado en los últimos años, por lo que la mano de obra esta escaseando.

  • La disponibilidad de mano de obra femenina debe considerarse para proponer proyectos productivos.





Características Socioeconómicas de la Población Local en la Zona Meta
Demografía
La Reserva de la Biosfera “Barranca de Metztitlán”, comprende parte de los municipios de Acatlán, Atotonilco el Grande, Eloxochitlán, Huasca de Ocampo, Metztitlán, San Agustín Metzquititlán, Zacualtipán de Ángeles y Metepec. En ellos se localizan 135 poblaciones y rancherías: 78 de Metztitlán, 10 de Eloxochitlán, 13 de San Agustín Metzquititlán, 10 de Huasca de Ocampo, 11 de Atotonilco el Grande, 13 de Acatlán, 3 de Zacualtipán de Ángeles y 3 de Metepec (CONANP-SEMARNAT, 2003).
De acuerdo a información de INEGI, la población total en el área de la Reserva en el 2000 era de 32,310 habitantes, y estaba conformada por 15,151 hombres y 17,064 mujeres que representan el 47% y 53% de la población total.
Educación
En las comunidades que integran la Reserva se localizan 80 preescolares, la mayoría de ellos son atendidos por el Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE)1, 105 escuelas primarias, 22 secundarias de las cuales 20 con el sistema de telesecundarias, 1 técnica y otra federal, de nivel medio superior 2 telebachilleratos y 1 Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Hidalgo (CECYTECH) (Comunicación Personal, 2004).
Según datos analizados del INEGI (2000) el 88% de la población en edad de 6 a 14 años sabe leer y escribir; pero solo el 84% asiste a la escuela, que serían los niveles de primaria y secundaria, sin embargo observando las estadísticas del siguiente rango de edad (15 a 24 años) solo el 4% tiene la oportunidad de cursar estudios de nivel medio superior y superior. Cabe mencionar que el grado promedio de escolaridad dentro de las comunidades del Área Natural Protegida es de 4.2.
Población Económicamente Activa
La población Económicamente Activa (PEA) se encuentra ocupada por sector de actividad de la siguiente manera: 49% en el sector primario, 22% en el sector secundario, 26% en el sector terciario y 3% no específica. Es importante mencionar que la población desocupada es mayor en el sexo femenino que para el sexo masculino (INEGI, 2000).
Vivienda

El promedio de miembros de familia que ocupan una vivienda es de 4.2 en las comunidades que integran la reserva. En cuanto a los servicios básicos de agua potable, drenaje y energía eléctrica se describen a continuación: El 73% de viviendas dispone de agua entubada, mientras que solo el 50% cuenta con drenaje, pero el 85 % puede disfrutar de luz eléctrica.


Es de importancia mencionar que el 63 % de las viviendas utiliza leña para cocinar, aunque este aspecto ha disminuido, pues en la Reserva se han apoyado proyectos que reducen el uso de leña, como es el caso de las estufas Lorena2.
Descripción de la Zona Control
La zona control se ubica al sur de la Reserva dentro del municipio de Metepec, abarcando tres comunidades: Magueyes verdes, majadillas y cañada de flores; en la figura 10 se observa claramente donde se sitúa.
Figura 6: Ubicación de la Zona Control




Fuente: INEGI, 2002

En cuanto a educación se localiza un preescolar atendido por CONAFE y una primaria. El 90% de la población con edad de 6 a 14 años de edad sabe leer, escribir y asiste a la escuela así mismo el siguiente rango de edad (15 a 24 años) disminuye alcanzando a penas el 13%, sin embargo el grado de escolaridad es igual que al resto del Área Natural Protegida (INEGI, 2000).



  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azrefs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə