Patología de la mama




Yüklə 34.29 Kb.
tarix21.04.2016
ölçüsü34.29 Kb.
Patología de la MAMA

 

La histología normal de la mama incluye acinos(adenómeros con una capa de células epiteliales), conductos(excretómeros), estromas especializado(laxo)con tejido adiposo y fibroso denso(entre los acinos). Es importante la presencia normal de cels. mioepiteliales rodeando los adenómeros ya que si no son visibles es un signo muy sospechoso. Deben recordar que esta histología mamaria va variando según la edad: prepuber, pubertad, adulta, y vejez, según la etapa del ciclo menstrual(mayor desarrollo al final del ciclo), la menopausia y según haya embarazo y lactancia.



Las patologías mas comunes de la mama, tomando un grupo grande de biopsias obtenemos lo siguiente:

40% cambios fibroquísticas

30% sin diagnostico especifico

13% lesión benigna(inflamatorio)

10% carcinoma

7% fibroadenoma



CAMBIO FIBROQUISTICO(CF): es la enfermedad de la mama femenina mas frecuente de todas. Se presenta típicamente entre los 40- 45 años y el motivo principal de consulta es la autopalpación de uno o varios nódulos mamarios. Es sintomático en el 10%, y en un 40% de las mujeres esta presente de modo asintomático. Su etiología parece ser por cambios hormonales ya que se ha observado que su incidencia aumenta hasta la menopausia y casi no se da después de que llega. El CF se desarrolla a partir de una proliferación epitelial de tejido lobulillar y conductos lobulillares y una proliferación fibrosa de estroma especializado, dando origen a una masa de espacios quísticos(macro y microquistes) y tejido fibroso. Según la proporción epitelial y estromal da origen a nódulos sólidos y quísticos dentro de la mama en que se puede palpar un aumento de la nodularidad normal de la mama. Sin embrago, también puede presentarse como un nódulo mamario único.

 El CF presenta varios patrones histológicos que se diferencian principalmente en el componente epitelial:



  • Acinos hiperplásicos (adenosis o epiteliosis): con hiperplasia habitual o atípica

  • Adenosis esclerosante: proliferación estromal y de cels. mioepiteliales que va comprimiendo conductos y los moldea en cordones y laminas que simulan un carcinoma invasor

  • Metaplasia apocrina: quistes revestidos por epit. Metaplásico del tipo de las glándulas apocrinas normales

  • Formación de Macroquistes

  • Depósitos de Calcio

  • Fibrosis o hialinizacion mamaria: sustitución del tej. mamario por tejido fibroso denso

  • Papilomatosis intraductal: hay proliferación de conductos(hiperplasia ductal) que tienen un epitelio que forma papilas

Entonces el CF es una gama de patrones histológicos en que van cambiando la proporción de componente epitelial versus estromal y con quistes grandes o pequeños, o epitelios con o sin hiperplasia...etc.

El CF predispone en algunos casos al carcinoma, y el riesgo se asocia principalmente con el grado de hiperplasia epitelial(del epit. acinar o ductal), especialmente si este tiene signos de atípia. Sin embrago, el factor que mas predispone a una malignización del CF es el antecedente familiar de cáncer mamario.

En la practica clínica la mamografía detecta con mas facilidad a los patrones de CF con mayor tejido fibroso siendo la adenosis esclerosante la que mejor se ve . Este patrón histológico es muy similar ,en la mamografía, a un carcinoma ya que se ven regiones radioopacas, irregulares y estrelladas, de modo que siempre hay que seguir el estudio del paciente.

ENFERMEDADES INFLAMATORIAS DE LA MAMA


CONCEPTO:

Respuesta local de las estructuras mamarias frente a la agresión motivada

por causas microbianas, químicas, físicas u hormonales.
CLASIFICACIÓN :

Se pueden clasificar: por su etiología, localización y evolución clínica

(Tabla 1)
Tabla 1. CLASIFICACIÓN DE LAS LESIONES INFLAMATORIAS DE LA MAMA
1.- ETIOLOGÍA

- Bacterianas: Específicas

No específicas

- No bacterianas: Físicas

Químicas

Hormonales

2.- LOCALIZACIÓN

- Paramastitis: Superficial

Profunda

- Glandular mixta

- Placa areola-pezón

3.- CLÍNICA

- Agudas

- Crónicas


CLASIFICACIÓN EN RELACIÓN A LA PRESENTACIÓN CLÍNICA
Mastitis Aguda

La inflamación o la infección en las mamas se expresa, al igual que en otros órganos por sus signos característicos: calor local, enrojecimiento de la zona y dolor. La causa es generalmente infecciosa aunque a veces trastornos físicos también pueden producir inflamación.

La mastitis, o a veces también llamada mastitis post parto, es una infección de la glándula mamaria que ocurre a veces en mujeres que están amamantando. Un conducto excretor suele taparse y la acumulación de leche puede causar inflamación y si se sobre infecta con una bacteria, una infección.

Los gérmenes pueden penetrar en la mama a través de tres vías:
A través de los conductos que desembocan en el pezón, por la sangre o por el tejido linfático. La primera es la vía más común de entrada de gérmenes, especialmente en los casos en los que existe un estancamiento de las secreciones. La vía sanguínea es más rara y ocurre en casos de infecciones generalizadas del organismo. En el caso de lesiones de la piel del pezón o de la areola la vía de entrada es a través del sistema linfático. En la mastitis la mama es dolorosa, suele verse una zona enrojecida y tumefacta.

En su etapa temprana, la mastitis puede ser curada con antibióticos, pero una complicación no infrecuente puede ser la formación de un absceso que en ciertas oportunidades requiere de un drenaje quirúrgico.


A.- INFECCIONES AGUDAS DE TIPO BACTERIANO


Mastitis puerperal:

Se define como la inflamación e infección de los tejidos mamarios, comprometiendo la piel, tejido celular subcutáneo y la glandular.

Las mastitis agudas son la alteración mas frecuente en la etapa puerperal, principalmente en las primíparas. Las bacterias más frecuentes son los gram positivos, especialmente los estafilococos de la piel de la mama o de la faringe del lactante (el mas frecuente es el Staphylococcus Aureus). La retención de leche y las grietas del pezón facilitan su penetración y colonización. Aparece entre la segunda y la sexta semana de puerperio.

- Vías de infección: canalicular, linfática y hemática.

- Síntomas clínicos: dolor, tumefacción, eritema y fiebre.

Se desarrolla en dos fases:


Fase 1: Inflamatoria, puede durar solo unas horas o varios días. Se presenta con calor y rubor, dolor local irradiado ala axila y al hombro de mismo lado. Además presenta adenopatias reactivas, compromiso del estado general y fiebre alta.
Fase 2: De abscedación.

Un 87% de las mastitis agudas no abscedadas que son tratadas desde el comienzo (<48 hrs. de su comienzo) regresan totalmente, pudiendo continuar con la lactancia. El 13% restante sigue hacia la fase de absedación y su tratamiento es inducir su maduración, con calor local y finalmente quirúrgico.. Se deben tomar muestras del pus para hacer cultivo y Antibiograma e instaurar una terapia AB adecuada post-quirúrgica, además se recomienda tomar una muestra de tejido del fondo de la lesión para estudio histológico diferido por la asociación a carcinoma y en las mastitis no puerperales se toma muestra para cultivo de Koch.

En la fase inflamatoria, se logra la regresión total de la lesión con medidas locales simples, como compresas frías y el vaciamiento lácteo y AB de amplio espectro o específicos contra estafilococos. Si se contraindica la lactancia se deben usar antiprolactínicos en dosis de 5mg diarios por 10 días.
Mastitis del recién nacido.

Se produce sobre la intumescencia neonatorum. Cuando aparece la mastitis, supone una complicación grave. Se debe tratar con antibióticos y si es necesario realizar drenaje, con las posibles secuelas para el desarrollo mamario.


Galactoforitis puerperal:

Infección localizada en los galactóforos terminales, con, molestias vagas de tensión y dolor cuando el RN mama. Su curso es subfebril, se palpan los galactóforos llenos, duros muy sensibles y sale leche de aspecto purulento. El tratamiento es vaciamiento de los galactóforos dilatados y antibióticos.


Ectasia Ductal:

Retención de detritus celulares secundaria a la dilatación de los senos galactoforos terminales, su evolución puede llevar Galactoforitis aguda y posteriormente a esteatonecrosis, fistulización o formación de un absceso subareolar. Su tratamiento es quirúrgico y consiste en la extirpación completa de todos los conductos galactoforos terminales. En caso de ser una fístula se debe extirpar el trayecto fistuloso.


Infarto Lacteo:

Aparece como una zona densa como consecuencia de una vaciamiento insuficiente de un lóbulo mamario, cuyos alvéolos se distienden y congestionan, provocando dolor y rubor muy localizados. Las medidas terapéuticas van dirigidas a mejorar la Galactopoyesis.


Otras mastitis agudas. Se trata de mastitis agudas, no asociadas con la lactación. Se observan en mujeres en edad fértil. Este tipo de mastitis puede aparecer en el curso de diversas enfermedades infecciosas como gripe, parotiditis, fiebre tifoidea.

El tratamiento debe ser médico y si se abscesifica debe evacuarse con los mismos criterios que el puerperal.

B.- MASTITIS CRÓNICAS
Mastitis Crónica

La mastitis crónica es un proceso lento, que aparece con signos menos evidentes que en el proceso agudo. Muchas veces el origen es una infección aguda mal curada o un absceso mal drenado. En algunas ocasiones los traumatismos mamarios pueden ser el origen de éste proceso. En éstos casos es importante hacer un diagnóstico diferencial con el cáncer y por consiguiente será necesario realizar mamografías, ecografías, punciones y en ocasiones biopsias a fin de llegar a un correcto diagnóstico.
En este apartado consideramos:

1.- con manifestación tumoral

2.- con participación de la placa mamilar (areola-pezón)

3.- con cambios cutáneos.


1.- Con manifestación tumoral

Las mastitis agrupadas bajo dicha denominación presentan un factor común:

el tumor.

Consideramos:


* Galactocele. Se trata de un pseudoquiste de retención debido a la oclusión de un conducto galactóforo. El tratamiento de elección es el vaciado del mismo mediante punción, mientras que el contenido sea líquido. Si se espesa, la tumoración debe ser extirpada quirúrgicamente.
* Mastitis esclerosante. Se caracteriza clínicamente por la presencia de una zona fibrosa en el tejido mamario firme e irregular, difícil de diferenciar de un carcinoma escirro. Es preciso realizar citología o biopsia. Si el estudio citológico muestra células inflamatorias, deben administrarse antibióticos y antiinflamatorios. Si no se resuelve, se debe extirpar la zona.
* Comedomastitis. Se trata de una ectasia ductal con complicaciones posteriores. Los conductos galactóforos aparecen dilatados y llenos de sustancias lipídicas.
* Necrosis grasa: Constituye una inflamación no séptica de la mama, su origen se derivaría de la exposición a traumatismos que llevan a licuefacción de una zona del tejido graso mamario con necrosis de esta siendo encapsulada por tejido conjuntivo. Clínicamente se describe un nódulo redondeado con retracción lineal de la piel secundaria a contusiones o cirugías en la mama. A la Mamografía se ve fibrosis cicatricial y calcificaciones vesiculares de 2 a 3 mm, aisladas o en grupos.

Se deben descartar lesiones de otro origen antes de hacer este diagnóstico.


* Mastitis específicas. Se trata de mastitis asociadas a procesos tuberculosos, sifilíticos, lepromatosos, etc.

Tuberculosa: secundaria a un foco pulmonar, teniendo como vías de infección la hematógena, linfática y la directa. Casi siempre es unilateral y la forma anatomoclínica más frecuente es la mastitis tuberculosa nodular, con lesión caseosa que puede fistulizar provocando una esclerosis tisular. El diagnóstico clínico es presuntivo, siendo definitivo el cultivo de Koch. El tratamiento debe ser quirúrgico junto al tratamiento específico antituberculoso.

Parasitosis mamaria: Casi con exclusividad es la Hidatidosis, la Taenia viaja en su ciclo evolutivo por vía arterial pudiendo llegar a la mama e instalarse produciendo el quiste que caracteriza a la enfermedad, posee un crecimiento rápido y con tendencia a fistulizar. Debe realizarse un rastreo ecográfico acompañado de exámenes complementarios como eosinofilia marcada en el Hemograma. El tratamiento no difiere al de otras localizaciones con resección del quiste previa inyección de formol.
2.- Con participación de la placa mamilar (areola-pezón)

El denominador común son cambios estructurales y funcionales de los

conductos galactofóricos. Describimos:
* Ectasia ductal. La ectasia ductal o dilatación de los conductos galactóforos es una enfermedad funcional de tipo benigno y de causa desconocida (se han implicado procesos autoinmunes). La incidencia se estima en torno al 1-2% y aparece en mujeres en edad fértil, cercanas a la menopausia (edad media de 45 años). Los conductos aparecen dilatados y llenos de material lipídico y detritus celulares. Como complicación reactiva de los tejidos vecinos a esta agresión química puede aparecer dolor y cambios inflamatorios locales. También es frecuente la secreción por el pezón.
* Galactoforitis retráctil. Es una enfermedad frecuente que ha sido poco valorada. Se trata de un proceso inflamatorio a nivel de los grandes conductos galactóforos, cuya etiología es desconocida. Sigue un curso tórpido de forma crónica que en ciertas ocasiones tiende a originar perigalactoforitis o mastitis periductales. Existen molestias en el pezón, con una progresiva umbilicación del mismo. Cuando las molestias son importantes y se asocian procesos infecciosos, el tratamiento es la resección de los conductos afectados y la eversión del pezón.

3.- Con cambios cutáneos

El denominador común son las alteraciones de la piel de la mama. Se incluyen:


* Pseudomastitis o eritema espontáneo

Se caracteriza por la aparición de una zona eritematosa que mide entre 2-5 centimetros de diámetro, localizada sobre todo en los cuadrantes superiores, y que desaparece a los pocos días de forma espontánea. Se desconoce su etiología: podría estar relacionada con la actividad hormonal o tratarse de un proceso de tipo alérgico. No precisa tratamiento.


* Enfermedad de Mondor

Se trata de una trombosis de la vena toracoepigástrica junto con flebitis esclerosa subcutánea. Se aprecia un cordón a nivel del cuadrante supero-externo de la mama.



En ocasiones dicho cordón se acompaña de signos inflamatorios y de adherencias cutáneas. No requiere tratamiento.
* Mastitis actínica

Se trata de una reacción patológica a los rayos solares. La vasodilatación que acompaña al proceso se debe a la histamina. A nivel de la mama pueden aparecer otros procesos inflamatorios, como quistes sebáceos infectados, micosis (intertrigo, candidiasis, pitiriasis versicolor, actinomicosis), viriasis (herpes zoster, herpes simple), foliculitis, hidrosadenitis areolar, etc. que no presentan características especiales cuando ocurren en la mama.


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azrefs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə