Mundo atzilutico




Yüklə 0.53 Mb.
səhifə1/14
tarix01.05.2016
ölçüsü0.53 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14
MUNDO ATZILUTICO

EJEYEH
El nombre de Dios perteneciente a KETHER rtk en Atziluth t w l y x a es Ejeieh hyha (Yo Soy según el ibn gebirol, pero no en el sentido de yo Soy el que Soy), nombre sagrado que nos pone en contacto con las Inteligencias Superiores, La santidad oculta aparece como divinidad manifestada la Fuerza Inmanifiesta, haciendo que se manifieste todo ello cuando al Yo Individual se una al Yo Soy Superior o Consciencia Cósmica, la que se denomina también como Súper Consciencia.

La invocación de la Deidad de nombre Ejeieh hyha es la afirmación del Ser Puro, eterno, inmutable, sin atributos o actividades, que mantiene y condiciona todo. Es la Fuerza emanante que proviene del Gran inmanifestado, del Depósito de Energía Ilimitada, la cual se extrae a través de Kether rtk en el mundo de Atziluth twlyxa

La Imagen mágica de Ejeieh hyha es la de un Rey barbado visto de perfil y anciano; lo que nos dice que no podemos ver la imagen mágica de Kether rtk en su plenitud, sino parcialmente. A éste Rey se le denomina Anciano de los Días, ya que existe y ha existido desde el principio; El gobierna todas las cosas de acuerdo a Su Voluntad Suprema e Incuestionable, ya que todas las cosas evolucionan de El. Ejeieh hyha es el Gran Afirmativo, la declaración primaria del Ser Puro incalificado por predicado alguno. Es el punto en el que convergen todas las potencias del infinito.

Ejeieh hyha ha sido comparado al flujo hacia adentro y hacia afuera del aliento simbolizando a Kether rtk como la raíz de la que todo fluye y a la que todo retorna ("Aliento Divino"). El nombre se compone de Alef a, Heh h, Yod y, Heh h: Alef a denota el comienzo de las cosas, Heh h la recepción o estabilización a un nivel de forma, Yod y el principio fertilizante; todo ello implica la emisión inicial de una fuerza que se estabiliza después, dando su fruto y estabilizándose finalmente. Su traducción es Yo Soy, o Yo Soy El Que Soy, o Yo Llego a Ser (Existencia de las Existencias).

MUNDO BRIÁTICO
METATRON
El Nombre de Poder para Kether rtk en Briah anyb es el del Arcángel Metatrón }wrffm llamado también el Príncipe de los Semblantes y de quien se dice es la fuente de Iluminación de todas las luces de el Universo.

El Sefer Yetzirah nos dice que Maljut t w k l m, el décimo sendero hace que una influencia fluya desde el Príncipe de los Semblantes, el Arcángel de Kether rtk Lo que nos sugiere que así como el espíritu se manifiesta en la materia, la materia por su propia energía, induce al espíritu a manifestarse, esto es, que el hombre puede invocar a Dios para ser escuchado.

ARCANGEL: Metatrón. }wrffm Se encuentra entre el plano divino y el humano y fue enviado para mostrar el camino de retorno. “Vean envió un Ángel ante ustedes, para que los mantenga en el sendero y los conduzca hacia el lugar que he preparado (Éxodo 23:20)

Preside sobre todo el Árbol de la Vida. fue El quien dio la Kabbalah al hombre (desde su elevado mundo celestial envió una carta-idea de la evolución, que fue impresa en los niveles superiores del hombre, directamente sobre su espíritu, para que pudiera ser traída a su mente consciente mediante meditación).



MUNDO YETZIRÁTICO
CHAYOTH JA KADESH
El Nombre de Poder para Kether rtk en Yetzirah h r y x y en la Orden Angélica de las Santas Criaturas Vivientes, son los Jaioth Ja-Qadesh cdq h twyh son ellos quienes tienen el poder de romper la barrera del Infinito y manifestarse en diferentes formas según sean las necesidades, ya que ellos tienen contacto con el Yo Superior de los seres concientes. El nombre de Jaioth Ja-Qadesh cdq h twyh nos recuerda la visión del carruaje de Ezequiel y las cuatro criaturas vivientes o sagradas ante el trono, lo que nos indica que Kether rtk es la fuente de los cuatro elementos.

Jaioth ja-qadesh, cdq h twyh Santas Criaturas Vivientes La función de los Chaioth es recibir la influencia divina de arriba y diseminarla por toda la creación.

Se clasifican en cuatro tipos dependiendo del simbolismo en el sistema Bíblico: Toro (Tauro ☿), León (Leo ♌), Águila (Escorpio ♏), Hombre (Acuario ♒) - Signos Fijos de los Cuatro Elementos de Tierra , Fuego , Agua y Aire , respectivamente, pues en Kether rtk están las raíces de los poderes Elementales, representadas por los Ases del Tarot de Monedas, Varas, Copas y Espadas. Esotéricamente, Dios se manifiesta en cuatro aspectos: El Padre (Aspecto de Poder o de Voluntad Espiritual), El Hijo (el Amor), El Espíritu Santo (la Sabiduría, Inteligencia Activa o Iluminación), El Destructor o Desintegrador (Extractor de la Vida a partir de la muerte de la forma y, finalmente, de toda la vida manifiesta hasta lo Inmanifestado).

MUNDO ASIÁTICO
RASHIT JA GILGULIM
El Nombre de Poder para Kether rtk en Assiah hycu ó Chackra mundano es Rashith Ja-Gilgulim mylglg h tycar lo que significa el Principio de los Remolinos. Primeros estremecimientos. Esto nos sugiere que los Rabinos antiguos conocían la teoría nebular antes que fuera descubierto el telescopio. Es aquí donde se confirma el axioma de “Como es arriba, es abajo”, ya que el macrocosmos guarda correspondencia con el microcosmos; debemos buscar en el hombre al Kether rtk arriba de la cabeza, que brilla con un resplandor en Adam Kadmón, el Hombre Celestial, llamado por los Rabinos como Yejidah hdyjy.

La fuerza que procede de Kether rtk, está identificada con las influencias planetarias, ya que la energía proyectada de ésta Sefirah es llamada Mesla alzm, la que es traducida comúnmente como “influencia”.

Recordemos que los planetas y satélites no tienen luz propia, sino que es la reflexión de la luz que reciben del Sol alrededor del cual giran, el cual viene siendo el Kether rtk de su sistema de mundos.

Mesla alzm, siendo una fuerza giratoria, es en su expresión física la energía electromagnética girando en espiral, de la cual procede la sustancia de la que son construidos los átomos del Universo físico visible.

Siendo los electrones y los protones vórtices de energía giratorios rotando dentro de los límites del núcleo atómico, es considerado un micro sistema solar.

Así entonces si comprendemos que estamos constituidos por átomos, y ellos están diseñados de acuerdo a las Leyes que rigen los movimientos planetarios en el Cosmos, entonces deberemos concienciar que nuestro cuerpo, nuestro organismo y entorno, visible o no, deberá ser considerado como microcosmos, por lo que se deduce que todo esto está hecho a la Imagen y Semejanza del Macrocosmos.




CRISTIANO
SERAFÍN

Los serafines son, según la teología católica, el primero de los nueve coros o tipos de "espíritus bienaventurados".



Saraph es el término #8314 en el Diccionario Hebreo Strong’s y significa “seres ardientes”, o simplemente “seres… de fuego”. Rodean el trono de Dios y están en constante alabanza. Pertenecen al orden más alto de la jerarquía más elevada, junto con querubines y tronos, ya que no están hechos a imagen y semejanza de Dios, sino que son parte o esencia de Él, como hijos o hermanos menores suyos. Según la biblia, el profeta Isaías vio serafines durante una visión.

Los serafines se caracterizan por el ardor y la pureza con que aman las cosas divinas y por elevar a Dios a los espíritus de menor jerarquía. Se les conoce como "las flameantes llamas del rayo", "RAYOS de fuego del amor" o, simplemente, "Llamas ardientes". Cantan sin cesar la música de las esferas, regulan el movimiento de los cielos y son la vibración primordial del amor.

Los serafines son seres que pueden ser vistos solo por quienes son “elevados” a una dimensión superior, es decir, un estado en el que el cielo “se abre para ellos” (Ezequiel 1:1; Ap 4:1,2; 19:11). En los contados casos en que eso ocurre, la descripción zoomorfica que se hace de esos “ministros” de Dios [serafines (semejantes a animales con seis alas –Isaías 6:2-), querubines (semejantes a animales con cuatro alas –Ez 1:6-), o arcángeles (seres en forma de antorchas –Ap 1:4; 4:5-)] es representativa de las diferentes funciones que esos seres celestiales cumplen ante el Creador.

Los gnósticos refieren que fueron los serafines en su forma de elohines o llamas que destruyeron Sodoma y Gomorra, bombardeando la ciudad con bolas de fuego, y son mencionados por primera vez en [[Hebreos, uno de los libros más antiguos del Nuevo Testamento.]]

La iconografía cristiana representa a los serafines como seres alados, pero con la peculiaridad de poseer tres pares de alas, el primero de los cuales tapa su rostro ya que, al ser los seres más bellos del universo, sólo Dios tiene derecho a contemplarlos. Con el segundo par de alas vuelan y el tercero cubre sus pies, pues simbolizan así la eterna humildad y amor debidos sólo a Dios. En el judaísmo se presentan como serpientes doradas con seis alas que tienen el poder de sanar.

Según la teología cristiana, un querubín es un tipo de ángel, el segundo de los nueve coros o jerarquías angélicas. Se consideran los guardianes de la gloria de Dios. Su nombre significa "plenitud de conocimiento" o "rebosante de sabiduría". Su extrema inteligencia les permite conocer a Dios como ningún ser humano puede hacerlo. Tienen un poder superior al de los ángeles malos y de acuerdo con el Apocalipsis su velocidad es como la de un relámpago.

La palabra querubín viene del griego querub, que pudiera significar “toro, o los próximos o segundos”, en referencia al coro angélico que es liderado por los Serafines. Después de los siglos pasa a ser una palabra con la cual nosotros queremos decir “un niño con alas.” Según el DRAE y el Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana de Joan Corominas, querubín viene del hebreo “kerubim” con el mismo significado, “angelito”. Ahora bien, en su etimología hebrea, “Karov” significa “cercano.” Como en la disposición de los coros de los ángeles, los querubines están cercanos a Dios, se los llamaron “Krubím.” Existen discusiones por la grafía de la palabra que suena igual (krubím y crubín), pero en hebreo se escribe con otras letras.

Los querubines son seres que pueden ser vistos solo por quienes son “elevados” a una dimensión superior, es decir, a un estado en el que el cielo “se abre para ellos” (Ezequiel 1:1; Hechos 7:26; Apocalipsis 4:1,2; 19:11). En los contados casos en que eso ocurre, la descripción zoomorfica que se hace de los “ministros” de Dios [querubines (semejantes a animales con cuatro alas –Ez 1:6-), serafines (semejantes a animales con seis alas –Isaías 6:2-), o arcángeles (seres en forma de antorchas –Ap 1:4; 4:5-)] es representativa de las diferentes funciones que esos seres celestiales cumplen ante el Creador.

Muchas otras naciones han exhibido figuras parecidas como símbolos de la Deidad; por ejemplo, los egipcios, en sus imágenes de Serapis, como describe Macrobio en su Saturnalia; los griegos tenián a Hécate de tres cabezas, y los Latinos tenían también imágenes de Diana con tres caras, según nos informa Ovidio en su Ecce procul ternis hecate variata figuris. Virgilio la describe asimismo en el libro cuarto de la Eneida. Porfirio y Eusebio escriben otro tanto de Proserpina. Los vándalos tenían una divinidad provista de muchas cabezas, a la cual daban el nombre de Triglaf. Las antiguas razas germánicas tenían el ídolo Rodigast con cuerpo humano y cabeza de toro, águila y hombre.

EGIPCIO
ATUM-RA
Dentro del Nun se encontraba ATUM-RA (imagen 10.1). Parece evidente que Atum, de personalidad andrógena y muy arcaica, en los comienzos fue un principio abstracto que sufrió un proceso de personalización hasta tener forma humana y concretamente de varón. En sus orígenes lo encontramos como un dios telúrico, quizá un tótem local, que carecía de función solar. En una etapa muy temprana, pero en época dinástica, es asociado a Ra y este le traspasa su naturaleza interpretándose que Ra era su conciencia, su energía en la acción creadora que se manifestaba a través de los rayos del Sol(1), su complemento. Así se le da un sentido espiritual, disipador de las tinieblas. De éste modo y mediante el sincretismo, Atum-Ra reúne en si rasgos ctónicos y solares, recordemos también su personalidad activa/pasiva fusionada durante el Reino Antiguo; deidades que, tomadas como unidades independientes, representan aspectos diferentes del Sol, mientras que como "un todo" simbolizan al dios creador por antonomasia, ambos suponen una completa y perfecta simbología para explicar el concepto amplio de lo que se quiere representar en él.

En los "Textos de las Pirámides" Atum-Ra aparece como "Señor de Heliópolis" y "Señor de los Limites del Cielo" siendo estos los indicios escritos más antiguos. Ra, procede con mucha verosimilitud de Sajebu una localidad próxima a Heliópolis, hecho que dada su vecindad pudo favorecer para su fusión. Es entonces cuando aparecen también las distintas manifestaciones del Sol, en cuanto a la multiplicidad de formas: Atum, llamado "el No Ser Aún" en el anochecer, Ra el sol en el cenit, a los que en esta secuencia más tarde se unirá Jepri "el que Vino a la Existencia" representado como un escarabajo en perfecta analogía con el Sol del amanecer, siendo todos igualmente, dioses locales del área heliopolitana. Horajty es el halcón lejano en el horizonte, obtenido de la fusión de Horus y Ra como ya vimos anteriormente.

Atum crea sin necesidad de una contrapartida femenina y auto-surge gracias a su voluntad y su energía cuando se encontraba latente en las aguas del Nun. Es un hecho inequívoco y claro que no requiere explicación, sin embargo más adelante los teólogos de Heliópolis sintieron la necesidad de modificar la creación para hacerla más comprensible, para ello dotan al dios de una compañera llamada Iusaas (en otros casos aparece Hathor, Señora de Hetpet, en su lugar) cuyos epítetos son: "Ella Viene y es Poderosa" o "Ella Vino con el que es Grande", que es titular de una capilla en el recinto de Heliópolis. "Ella" era la diosa consorte y la materialización de la mano de Atum en el acto creador, representada con un disco solar o con un escarabajo sobre la cabeza.

Atum-Ra es el dios más importante del pensamiento religioso egipcio, tanto que el resto de los dioses provinciales fueron sufriendo asimilaciones con él. Realmente las cosmogonías locales generalmente utilizaban la fórmula heliopolitana incluyendo a su divinidad local. De este modo, y a partir del Reino Medio, la solarización de los dioses hace que aparezcan divinidades como Amón-Ra, Sobek-Ra, etc. Los únicos dioses que no llegaron a sufrir esta fusión fueron Ptah, quizá por ser un dios creador demasiado importante con un clero influyente, y Osiris, cuya leyenda era demasiado popular.

Atum reúne en sí toda la creación. En ocasiones es identificado con la colina primigenia en sí misma, siendo la unidad de una creación diversificada, la primera fuerza cósmica creativa y un dios andrógino potencia del orden de vida. La creación en torno a él tiene un carácter eminentemente sexual, una forma primitiva pero lógica de expresar el pensamiento profundo de la existencia. Su unión a la Enéada heliopolitana para dotarle de una genealogía, tal y como también la tenían los hombres, parece remontarse entre las Dinastías I y V.

No obstante este dios, aunque poderoso en sí mismo, necesita y utiliza una serie de fuerzas para dar cuerpo a la creación. De este modo, encontramos a Sia, Hu y Heka que representan la inteligencia que proyecta el mundo, la decisión creativa y el mago cuya energía realiza la palabra, respectivamente. Es curioso destacar que las dos primeras fuerzas carecieron de culto mientras que la tercera lo tiene documentado desde el Reino Antiguo sin que hallamos podido averiguar el porqué de este hecho. Todos ellos aparecen protegiendo a Ra en su acto creativo y acompañándole en su barca que surca el mundo subterráneo. Pero para los teólogos de Reino Nuevo estas fuerzas no fueron suficientes añadiendo elementos nuevos y "sofisticados" que denotan un pensamiento más evolucionado y complejo. Así aparecen: Iri la acción, Sedyem el oído y Shai la determinación y el destino.

Pese a su preponderancia Atum-Ra nunca desplazó a otros dioses, a los que se adoraba en su santuario. Tenemos constancia durante el Reino Antiguo de cultos a Horus y a su homóloga femenina, Hathor, y sabemos que la esposa principal del sacerdote de Ra en Heliópolis era igualmente sacerdotisa de Hathor posiblemente relacionándola con la compañera del dios.

La personalidad del dios Atum a veces es enigmática. Se nos presenta como una divinidad que puede tener aspecto de serpiente en su forma más arcaica relacionada, como la mayor parte de los ofidios, con el espíritu emergido, que en Heliópolis además, se identifica a la divinidad local lmy-Uhaf, "El Deslizado". La mitología egipcia nos muestra a este animal como una fuerza benefactora y creadora símbolo del espíritu emergido, sin embargo, también puede estar representado bajo el aspecto de la serpiente dañina Apofis (aunque jamás citada en el contexto de la cosmogonía y siempre a partir del Primer Período Intermedio) como representación de "la no-existencia" o, como en los "Textos de las Pirámides" (§ 1146), bajo el nombre del "Muy Numerosa en Anillos", donde se la relaciona con los limites del mundo. En este caso habría que preguntarse el por qué de ambas representaciones tan dispares entre sí: la creadora junto a la dañina. Algunos investigadores interpretan estos dos conceptos como la forma de Atum cuando se hallaba en el océano primordial en un estado de no-existencia, es decir cuando formaba parte del caos (como Apofis), y la divinidad cuando toma consciencia de sí misma y comienza la creación. De nuevo serían dos manifestaciones del mismo dios.

Bajo el aspecto estable de Atum-Ra, iconográficamente se le representa en forma humana con la doble corona sobre la cabeza, de león o de icneumón en este último caso en Heliópolis (con la apariencia de Ra) para simbolizar el poder del dios -que en esta forma- mata a las serpientes, es decir, elimina su aspecto remoto de dios no-existente en el caos primordial. De igual modo, le encontramos bajo apariencia antropomorfa, cabeza de carnero, forma de mangosta, anguila etc., estas últimas en el aspecto de Atum. Vemos por tanto que la variación de representaciones de esta divinidad evidencia su controvertida procedencia en cuanto a dios ctónico y solar. Bajo el aspecto de Ra aparece asimilado al halcón, al carnero, a la musaraña, al elefante, al macaco, al escarabajo pelotero, o al Toro Mer-Ur de Heliópolis desde el Reino Nuevo.

Otro símbolo empleado por los teólogos de Heliópolis fue una flor de loto para explicar el nacimiento del Sol, ya que esta planta se abre al nacer el día y se cierra al anochecer. El loto emergido de la colina primigenia abriendo sus pétalos habría mostrado al dios solar, que más tarde y en este aspecto se identificó con Nefertum.

Pero aun no hemos visto todas las formas posibles de Ra en Heliópolis. En los "Textos de las Pirámides" (§1652), se menciona otra forma del dios: el pájaro Bennu,  representado por la garza real cenicienta, más conocida por el nombre que le dieron los griegos, ave Fénix, creyendo ver una identificación entre su divinidad y la heliopolitana. Ambas, de una manera u otra renacían. El pájaro Bennu, aparecía en Egipto coincidiendo con el comienzo de la inundación siendo identificado con la abundancia que se esperaba tras la retirada del Nilo, por otro lado, este ave surcaba los cielos al amanecer lo que indujo a los teólogos heliopolitanos a identificarlo con el sol. El pájaro Bennu es el Ba del dios, que al aparecer la luz toma esta forma diariamente, y está relacionada con la resurrección del difunto, dándole un marcado aspecto solar.

INDU
BRAHMA


El Señor Brahmā.

En el marco del hinduismo, Brahmā (literalmente ‘evolución’ o ‘desarrollo’ en idioma sánscrito) es el dios creador del universo y miembro de la Tri-murti (‘tres formas’), la tríada conformada por Brahmā (dios creador), Vishnú (dios preservador) y Shivá (dios destructor).

Según un mito poco difundido, los tres dioses surgieron del huevo cósmico puesto por la diosa Ammavaru).

Según otro mito más moderno, de origen vaisnava (de los seguidores de Vishnú), Brahmā surgió de una flor de loto que flotaba en el océano del ombligo de Vishnú durmiente (que genera la existencia del universo en sus sueños). Aunque quizás el mito primero es aquel que supone a Brahmā como el primer ser creado por el Brahman, e incluso como la primera personificación del absoluto Brahman, mediante la cual el Brahman crea todo.

Brahmā es el esposo de Sáraswati (la diosa del conocimiento) y de Savitrī (la hija del dios de Sol, Vivasuán o Savitrá), también llamada Gaiatrí (‘la cantada’; uno de los mantras más importantes del hinduismo). Sin embargo, siendo el Creador, todos sus hijos son mana-putra o hijos de la mente, indicando su nacimiento de la mente de Brahmá y no de su cuerpo.

Brahmā sólo interfiere ocasionalmente en los asuntos de los dioses, y aún más raramente en los de los mortales. Él obligó a Soma (el dios de la Luna) a devolver a Tārā a su marido Brijáspati (el gurú de los semidioses). Es considerado el padre de Dharma (el dios de la religión) y de Atri. Brahmā vive en Brahmapura, una ciudad situada en la cima del mitológico monte Meru (situado en medio del universo).

Tal como se ha dicho Brahmā es un agente del Brahman (el Ser supremo o Ser absoluto del hinduismo). Nunca se volvió objeto de adoración: en India sólo hay dos templos dedicados a él.



NAZARENO
FERHO
El supremos Señor de Esplendor y de Luz, luminoso y refulgente, antes del cual ninguno antes existía, es llamado Corona; el Señor Ferho, la vida no revelada, que existía en el primero desde la eternidad.

MOSAICO
EJEYEH


BIBLICO
ELOHIM


GOLDEN DAWN
IPSISSIMUS


ATRIBUTOS CABALISTICOS
CORONA

ROMANO

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azrefs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə