Informe de trabajo historico revision de fuentes impresas actas del cabildo de santiago




Yüklə 2.11 Mb.
səhifə1/48
tarix27.04.2016
ölçüsü2.11 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   48

INFORME DE TRABAJO HISTORICO

REVISION DE FUENTES IMPRESAS ACTAS DEL CABILDO DE SANTIAGO

PROYECTO AMPLIACION LINEA 5 METRO S.A.

________________________________________________________________________________________

REVISION DE FUENTES IMPRESAS


ACTAS DEL CABILDO DE SANTIAGO
COLECCIÓN DE HISTORIADORES DE CHILE Y DE DOCUMENTOS RELATIVOS A LA HISTORIA NACIONAL

ALFREDO GOMEZ ALCORTA

REVISION DE FUENTES IMPRESAS: ACTAS DEL CABILDO DE SANTIAGO .

VALOR DOCUMENTAL DE LAS ACTAS DEL CABILDO


Las Actas del Cabildo de la ciudad de Santiago contituye el conjunto de fuentes editadas más valioso actualmente existente. Entre sus páguinas se muestra la vida colonial santiaguina, ilustrando fielmente multiples y diversos aspectos de su desenvolvimiento social, cultural, religioso y cívico, a la vez urbanístico y arquitectónico de la, otrora, ciudad colonial.
Estas fuentes documentales contienen en gran medida el pulso de la vida colonial y todas las problemáticas de su desarrollo social y urbano. Su gestación y mantenimiento se la debemos al concepto de vida comunitaria, a la vez de elítica, de quienes se constituían como vecinos de la ciudad. Desde muy temprano la sociedad conquistadora fue normándose bajo reglas muy específicas tanto en el posicionamiento social como en el acceso a las tierras productivas. El reconocimeinto social del hombre de la conquista y la colonia temprana le valío su acceso como vecino y cabildante en este organo de administración de la ciudad.
El cabildo de Santiago, en atribuciones y problemas, dista mucho del actual municipio. Muy tempranamente el cabildo tomó a su cargo cuestiones de tipo económico - productivo, a la vez de moral e ideológico; acciones comunitarias frente a las inclemencias del tiempo, etc. El hombre colonial va a expresar, en estos documentos con nitidez, su mentalidad religiosa que invade el mundo de lo público y lo privado, controla la vida de los individuos de la ciudad y con celo dirige la moral pública de españoles e indígenas. El cabildo no solo distribuye las tierras, sino también cuida del aseo y cuidado de la ciudad, determina y controla las obras públicas como caminos y puentes, construcción de canales y acequias, y además determina la distribución de aguas. A la vez nombra funcionarios que ejecutan sus mandados, administra molinos, hospitales, controla el mercado y las pulperías, mantiene el abasto de la ciudad y administra el tráfico de productos desde las bodegas de Valparaiso a Santiago, entre otras funciones.
En estos documentos observamos una sociedad colonial altamente centralizada, en que la ciudad no solo es un espacio físico, en ella se resume también la vida comunitaria, sus necesidades y sus frustraciones. Los miedos colectivos a lo indómito del territorio también se expresan una y otra véz en sus páguinas. Una lectura sistemática de estas fuentes puede ayudarnos a comprender mejor una Historia Social y Urbana para Santiago.

DESCRIPCION DE LA FUENTES Y PROBLEMAS DE NATURALEZA HISTORICA


Las Actas del cabildo de Santiago están contenidas en la Colección de Historiadores de Chile y de Documentos Relativos a la Historia Nacional, magnífica obra iniciada por Juan Pablo Urzúa (1825-1890) hacia 1861 y que continuara José Toribio Medina. Medina publicó las Actas del Cabildo desde el volumen XVII de la Colección con el tomo II hasta llegar al tomo XIX con la edición de las actas por el Centenario de la independencia de Chile, continuando hasta el volumen XLIV. Sería la Sociedad Chilena de Historia y Geografía la que continuaria la edición de los volumenes consignados en el siglo XVIII. La colección en su conjunto quedaría de este modo:

_______________________________________________________________

TOMO COLECCION AÑO TOMO ACTAS AÑOS PAGUINAS

_________________________________________________________________

I 1861 1 1541 - 1557 ---

XVII 1898 2 1558 - 1577 531

XVIII 1899 3 1578 - 1581 358

XIX 1899 4 1582 - 1585 287

XX 1900 5 1586 - 1595 665

XXI 1900 6 1603 - 1606 372

XXIV 1901 7 1609 - 1613 469

XXV 1901 8 1614 - 1621 553

XXVIII 1902 9 1622 - 1627 506

XXX 1905 10 1628 - 1633 492

XXXI 1905 11 1634 - 1639 453

XXXII 1906 12 1640 - 1644 445

XXXIII 1906 13 1645 - 1649 468

XXXIV 1906 14 1650 - 1654 533

XXXV 1908 15 1655 - 1659 538

XXXVI 1908 16 1660 - 1664 448

XXXVII 1909 17 1665 - 1669 412

XXXVIII 1909 18 1670 - 1675 500

XXXIX 1910 19 1810 - 1814 359

XL 1911 20 1676 - 1680 448

XLI 1913 21 1681 - 1684 366

XLII 1913 22 1685 - 1691 448

XLIII 1914 23 1692 - 1696 452

XLIV 1915 24 1697 - 1705 484

XLVI 1935 25 1706 - 1709 490

XLVII 1941 26 1710 - 1714 490

L 1948 27 1715 - 1722 490

LI 1953 28 1723 - 1728 351

LII 1982 29 1729 - 1734 263

LIII 1983 30 1735 - 1740 185

LIV 1983 31 1741 - 1746 161

LV 1983 32 1747 - 1748 218

LVI 1987 33 1759 - 1770 229

LVII 1989 34 1771 - 1782 231

LVIII 1990 35 1783 - 1794 251

LIX 1992 36 1795 - 18O9 217



________________________________________________________________
La obra se constituye por 36 volúmenes, donde constan 268 años de vida colonial y 4 años de vida republicana.
Del porqué de la distribución de la información contenida en estas fuentes; en la medida en que pasan los años la presencia del Estado español se torna poderosa y vá opacando las atribuciones del Cabildo. Esto se observa en la cantidad de información y capacidad de gestión del cabildo durante los siglos XVI y XVII. Entrado el siglo XVIII esta sociedad vecinal se concentra en el desarrollo urbano y cívico de la ciudad. Su sentido comunal, más propio de un villorrio colonial es avandonado a fuerza de crecimiento y cambio social. El Chile de la conquista daría paso a una sociedad multiétnica y policultural que aún no alcanzamos a comprender, ni siquiera a vislumbrar en su complejidad.
Una visión literaria de la ciudad colonial de Santiago, construida quizas por las noticias que desde ella llegaban a Lima, hecha por el padre Antonio Vasquez de Espinosa, nos muestra un esbozo de su roztro y caracteres sociales en formación:
"La ciudad de Santiago de Chile fundó, y pobló el gobernador Pedro de Valdivia a 24 de año de 1541, que fue la primera del reino, corte, y cabeza de él, la cual está en un llano de la ribera del río Mapocho, 18 leguas del puerto de Valparaiso, y cinco de la Cordillera Nevada, que tiene al oriente, por esta parte tiene un cerro llamado de Santa Lucia que le hace algún abrigo, en 33 grados antárticos. La ciudad está sujeta a inundaciones, cuando viene el rio de avenida, aunque se le ha hecho algun reparo de estacas y terraplenes, coge sitio de una muy populosa ciudad, porque todas las casas tienen grandes sitios con huertas y jardines dentro de ellas. El año de 614 tenía catorse cuadras de largo este oeste por la ribera del río, seis de ancho norte sur, siempre se ha ido edificando, tenía en el referido año de 614, 346 casas, las 285, de muy buen edificio con sus huertas, y jardines con todas las frutas de España, por exelencia buenas, valdrían estas casas unas con otras 4.000 pesos. Las 61 restantes de poco precio; algunas de ellas cubiertas de icho, o paja, había 44 tiendas de mercaderes y pulperías"1 ( Pág.N° 40 ).
La ciudad, con trazo en damero, ya había dejado su faz de campamento militar que daba paso apretadamente a la vida entre apuros por comestibles y constantes reyertas con las huestes indígenas, para convertirse en un pujante poblado, con amplias huertas que eran cruzadas por acequias extraidas del Mapocho. Así la vida fue sensiblemente menos dura que en aquellos años de la conquista, espacio colonial socialmente configurado donde
"Vivían en las casas referidas 306 hombres casados, y 230 solteros, al presente se ha extendido más la ciudad y se van labrando casas: de la otra parte del río, que llaman la Chimba, hay un arrabal con muchas chacras, o jardines, donde hay olivares, viñas, melocotones, duraznos, membrillos, granadas, peras, manzanas camuesas, albaricoques, ciruelas, guindas, higos, muy buenos melones, y frutillas de Chile que son grandes fresas" (Ibid. Págs. N° 40 y 41 ).

Así, entrado el siglo XVII, la ciudad contaba con una Plaza Mayor donde se centraba toda la actividad comercial, el abasto de productos agrícolas y artesanales de manos indígenas. Como ciudad no solo contaba con Audiencia, sino

"Hay en la ciudad de Santiago Iglesia Catedral, con obispado, y nueve prebendados que la asistan, y sirven, y 35 clérigos con los doctrineros, que acudían a decir misa a las chacras y haciendas. Hay demás de la Matriz dos iglesias parroquiales, que son la de San ázaro, y San Saturnino: cinco conventos, Santo Domingo tenía 70 religiosos, con una renta, una chacra, viña, y una estancia con 6 negros para el beneficio de ella. San Francisco tenía 40 religiosos. San Agustín 30, tenía chacra, y viña con 6 negros para el servicio y beneficio de ella. La Merced 40 religiosos, con alguna renta, chacra, viña y estancia y ganado. La Compañía Tenía poco más de 30 religiosos, con alguna renta, viña, chacra, y estancia con 20 negros para el servicio y beneficio de las haciendas, en este estado estaban las cosas de la ciudad de Santiago de Chile en 614 " (Ibid. Pág. N° 41 ).
La Iglesia se constituía como un brazo dinamizador de la sociedad, además de opresor economías, voluntades y conciencias. Como no, si el territorio era el espacio ideal de una activa cruzada, donde los indígenas no solo eran un campo fértil sino también cientos de mestizos y españoles pobres hacia quienes las acciones del gobierno eran intangibles; hombres y mujeres para quienes
"Tiene la ciudad de Santiago un hospital para curar los pobres enfermos, donde pone el gobernador un mayordomo, para que administre los bienes del dicho hospital, para la cura, y regalo de los pobres enfermos, tiene la renta de 700 pesos de a ocho reales, y otros 700 del medio por ciento, que se le da del noveno; demás de lo referido, tiene molino de pan, chacra, y estancia de ganados; ya han entrado en él para el servicio y cura de los pobres los religiosos de Joan de Dios " (Ibid.Pág. N° 42)
No parece al azar, por otra parte, que halla sido el Cabildo de Santiago el reducto donde se centrara la actividad revolucionaria de 1810, y que éste halla funcionado efectivamente durante el periodo llamado Patria Vieja ( 1810-1814 ). El cabildo se conformó, con el paso de los siglos, de una expresión comunitaria de propietarios con preeminencia social en un aparato de expresión de una burguesía criolla poderosa que entrelasaba sus relaciones sociales entre la iglesia, el ejercito y los circulos intelectuales de la universidad San Felipe.
En este trance, la sociedad, y consecuentemente, la ciudad se trasforman, desarrollandose durante el gobierno colonial importantes mejoras urbanas y trascendentes trasformaciones de gran monumentalidad como lo fueron los Tajamares del Mapocho, las canalizaciones de aguas y los edificios públicos.
Finalmente, esperamos que nuestro trabajo en estos 36 volúmenes proporciones un camino hacia la comprención de problemas poco conocidos a los que la arqueología histórica proporciona algo de luz, particularmente sobre el desarrollo urbano del olvidado Santiago colonial, así como la materialidad de la vida de la antigua ciudad.

FICHAJE Y CRITERIOS DE SELECCION


El conjunto de las Actas del Cabildo han sido sometidas a un fichaje exhaustivo de acuerdo a los siguientes itemes:
A) Plaza - Mercado - Agua (Mercado de Abasto - Plaza de Armas)

B) Madera

C) Entierros - cementerios

d) Tajamar - Rio Mapocho

c) Puentes - Obras Públicas

d) Indígenas

e) Aguas acequias
Bajo estos títulos se engloba un importante número de temas diversos pero atingentes temáticamente a los ámbitos descritos de la letra A a la E. No obstante se dejan diversos itemes para la revisión general sin fichaje específico como nombramientos en cargos públicos (diputados, alcaldes de aguas, alcaldes de minas, etc.), además de recibimientos de gobernadores o lutos públicos por fallecimientos de soberanos.
Se inició el trabajo de recopilación de antecedentes con el sondéo de periodos regulares durante los siglos XVI, XVII y XVIII, específicamente urbanización, comercio, plaza de armas y mercado de abastos.
El criterio utilizado en la selección de información, fue reconocer el proceso de configuración de la plaza mayor y el desarrollo del comercio. Así, las fuentes muestran la importancia del centro de la ciudad como espacio cívico y comercial, y destaca la activa vida urbana que se vuelca en ella a través de la venta de diversos productos y espacio de desembolvimiento de diversos actores sociales que convergen en este cometido. A la vez se observa el pulso de los acontecimientos de esta sociedad urbana como el castigo y exposición pública de criminales y el ajusticiamiento de personas en la vía pública (rodillo), además de observar el desarrollo de diversar obras públicas que van cambiando la fisonomía de este espacio, estos últimos, eventos que puede ser factible distinguir por la arqueología histórica.
Centramos nuestra búsqueda en la continuación de este item desde los origenes urbanos de Santiago, enfatizando en las circunstancias de cambios en la plaza mayor y en eventos sociales que determinaron actividades que se desarrollaban en ella, particularmente celebraciones religiosas y cívicas y el comercio. En esta cuestión radica nuestro principal interés, que es mostrar que la actividad urbana se concentraba en la plaza de armas; espacio donde la comunidad se informaba de las diversas determinaciones del cabildo, además de ser el espacio de comercio por autonomacia. El acceso a la plaza mayor determinaba en buena medida la comercialización de los productos, de aquí que el contrabando se efectuara en la complicidad de la noche.
Diversos eventos comprometían la seguridad de la comunidad, no solo las crecidas estivales o invernales del río Mapocho, también la falta de agua y los periodos de sequía ponían en tela de juicio la sobrevivencia de muchas personas. Una cuestión trascendental y que atenderemos en el próximo informe es la aguda crisis ecológica que se registra en la cuenca de Santiago durante la colonia, expresada en la dificultad de adecuación de terrenos de cultivos como en la masiva explotación de los bosques precordilleranos, situación que llevó a racionalizar el uso de leña y maderas al punto de no contar con este recurso vital para cuestiones de importancia como el reparo del río en la avenida de 1621,o para imponer pena capital a quién la extrajera ilicitamente.

ACUERDOS EN LAS ACTAS DEL CABILDO


Una vez fundada y hechos los primeros trazos la naciente ciudad de "Santiago de la Nueva Extremadura", la comunidad de vecinos dirigida por Valdivia inicio de inmediato sus funciones gerenciales en la ciudad, cuyas determinaciones y acuerdos, así como el acta de fundación, se perdieron en el fuego que destruye las casitas maltrechas de los conquistadores el amanecer del 11 de septiembre de 1541. Desde aquel momento la comunidad hispana vivió en paupérrimas condiciones hasta que su existencia se vió básicamente consolidada. Los periodos de sesiones del cabildo de 1541 a 1557 y 1558 a 1577 constan en el primer tomo de la colección de historiadores de 1861 y en el tomo XVII impreso en 1898, antecedentes a los que aún no hemos tenido acceso.

CABILDO DE 5 DE NOVIEMBRE DE 1575


Plaza de la Ciudad de Santiago.- En este dicho día, y en el dicho cabildo, su señoría del dicho Gobernador ( Rodrigo de Quiroga), en nombre de Su Magestad é por virtud de sus reales poderes, dijo que hacía é hizo merced á esta ciudad de santiago para agora é para siempre jamás de la cuadra en que ha hecho teja la iglesia desta ciudad, para que sea plaza pública della.
Y sean plazas públicas desta ciudad para que estén perpetuas, para su perpetuidad y ennoblecimiento, la cual merced hace su señoria como más é mejor puede; y manda que se le dé este titulo é posesión.

CABILDO 9 DE NOVIEMBRE DE 1576


Nombramiento de una comision para que entienda en la distribución de los propios de la ciudad.- Este dicho día se acordó en el dicho cabildo que lo que se destribuyese ó gastase de los propios desta dicha ciudad, ansí de penas de cámara, como de los acarretos y otras cualesquier cosas pertenecientes á esta dicha cibdad, sea por orden del señor capitán Alvaro de mendoza, alcalde, y del capitan gaspar de la Barrera, regidor, y que los susodichos hagan la cuenta con el señor corregidor de lo que hobieren gastad en la obra de las casas de Cabildo que por su mandado se ha hecho, y los susodichos le libren, ansi al dicho señor Corregidor, como á los demás, lo que hobiere de haber de los dichos propios

CABILDO DE 15 DE FEBRERO DE 1577


Petición de Pedro de Armenta y Licencia que se le dá para hacer corredores en la plaza.- "Ilustres señores: Pedro de Armenta, morador en esta ciudad, digo: que yo ha muchos años que vivo en ella; y para más permanecer, tengo hechas unas casas en la plaza pública della, y voy agora haciendo un alto, y querría hacerle un corredor con sus portales, ansí en alto, como en las demás casas, que salgan los dichos corredores con portales á la dicha plaza; y para ello tengo necesidad de licencia y permiso de vuestras mercedes para que el alarife señale el tamaño de que han de ser: á vuestras mercedes pido y suplico sean servidos de mandarme hacer merced para en que pueda hacer los dichos corredores del tamaño y largo del dicho mi solar, mandado para ello dar título de merced, pues es en pro y utilidad de la ciudad y plaza, y porque en ello recibiré bien y merced con justicia, la cual pido, y para ello etcétera.- Pedro de Armenta"
El proveimiento de ella está en el libro del Cabildo, donde está inserta la dicha petición.- Joan de la Peña, escribano público y del Cabildo. E los dichos señores Justicia y Regimiento proveyeron á la dicha petición, que se le hace la merced que pide, de dársele, como se le da, licencia a dicho Pedro de Armenta para que haga los dichos corredores, con tanto que sean comunes al pro é utilidad desta dicha cibdad, é no se puedan cerrar por abajo dellos en ningún tiempo, é que de la primera esquina é poste ó pilar que se ha de poner, se ponga al soslayo, porque la calle que va á las casas de Francisco de Lugo no se perturbe la vista de la dicha calle, y que el ancho sea de doce pies maestrales, y que haga los dichos corredores dentro de un año. E que la dicha merced se hace generalmente á todos los que tuvieren casas en dicha plaza que quieran hacerlos con el dicho aditamento.
Para que se haga la fuente que venga á la plaza desta ciudad del arroyo de Tobalaba.- En este dicho cabildo se acordó que el agua del nacsimiento que sale del manantial por arriba de Tobalaba se traiga toda ella á esta dicha cibdad para hacer en la plaza pública una fuente para beber el común, atento á la gran necesidad que esta ciudad tiene de agua clara para conservar la salud del común, y que se traiga por una acequia que se haga de fondo de una vara y del anchura de media vara, hasta la calle de Alonso del Castillo, porque desde allí hasta la plaza se dará orden como se traiga cubierta hasta la fuente que se ha de hacer en la plaza; é que se pregone públicamente por tiempo de nueve días arreo que, si hay alguna persona que quiera tomar á destajo el abrir la dicha acequia por la dicha orden, y á la persona que más barato se ofreciere de lo hacer, se le dé, con que se obligue á ello y á traer la dicha agua hasta el dicho sitio.

CABILDO DE 25 DE FEBRERO DE 1577


Sobre traer agua á la plaza.- En este cabildo, se acordó que, para que tenga efecto el traer la fuente del agua clara del nacimiento é manatial de Tobalaba á la plaza desta dicha cibdad, atento á que al presente no hay ningunos propios ni otros bienes desta dicha cibdad para gastar en la dicha fuente y en el traer de la dicha agua, é todos los vecinos é moradores desta ciudad dicha cibdad por el deseo que dello tienen se han ofrecido de ayudar cada uno con algún interés, que dos de los eñores jueces ó regidores anden por la cibdad con el escribano del cabildo á pedir á los dichos vecinos é moradores á cada uno lo que quisiere mandar para la dicha obra, y que lo que se recogiere se entregue al mayordomo de la cibdad para que tenga cuenta é razón dello é de lo que se gastare en la dicha obra, para que en todo ello haya la claridad é razón que se requiere.

CABILDO DE 19 DE ABRIL DE 1577


Parecer sobre el agua de la fuente de la plaza.- Primeramente trataron acerca de lo que tienen acordado de hacer traer el agua de la fuente á esta ciudad é plaza de ella, que los señores Justicia y Regimiento que han visto de donde se ha de traer el agua para hacer la dicha fuente y si hay algún perjuicio para los indios ó para otra alguna persona, para que, conforme á ello, se haga en traer la dicha fuente, y para hacer lo que más conviene al provecho desta dicha ciudad.
E luego sus mercedes, excepto el señor Santiago de Azoca, dijeron: que se puede sin perjuicio alguno que sea de los indios en así traer del agua para la dicha fuente, que no les viene perjuicio alguno; y si alguno se les puede venir, ó tener los Indios de Apoquindo é otros, se les puede dar ó traerse alguna de otra parte, y en esto no sólo no viene perjuicio alguno ó á ninguno, y viene provecho á esta república y ciudad.
Item, se acordó de que se comprase para la obra de dicha agua, de comprar diez barretas y diez azadones y una docena de bateas. Y que tenga cuidado el depositario, que es Francisco Paez de la Serna ó Diego Juárez, de que se les dé de comer á los indios que han de andar en la dicha obra de la fuente, para que no parezcan necesidad; é con esto de cerró el cabildo...

CABILDO 7 DE AGOSTO DE 1579


Poder y Comisión al señor Agustín Briseño, regidor, para que gaste en la obra de la fuente lo necesario de los propios desta ciudad.- En este dicho día y cabildo, acordaron los dichos señores Justicia y Regimiento que, por cuanto en diez días del mes de julio de este presente año, se acordó por sus mercedes en este dicho cabildo que Agustín Briseño, regidor, tuviese á cargo la obra de la fuente desta ciudad por tiempo de un mes, en el cual pudiese gastar de los propios de esta ciudad lo que fuese menester para la dicha obra, que prorrogaban y prorrogaron la dicha comisión al dicho Agustín Briseño por tiempo de dos meses primeros siguientes, en los cuales le dan poder para gastar lo que fuere necesario para la dicha obra de los propios y rentas desta ciudad, según le tenía, teniendo cuenta y razón de lo que gastare y en qué lo gasta, para lo cual le dieron poder y facultad en forma, cual de derecho en tal caso se requiere; y lo firmaron de sus nombres al pie deste cabildo
Que se quite de la plaza el rollo.- En este día y cabildo acordaron los dichos señores Justicia y regidores que el rollo y picota que está en la plaza desta ciudad, se quite y se ponga fuera de la ciudad.
CABILDO DE 11 DE NOVIEMBRE DE 1580
Pregón sobre la correduría de la carnicería y pescadería.- En este dicho día y cabildo acordaron sus mercedes que por cuanto ya es fin de este presente año y lo que resta por correr es poco tiempo y conviene en él que se traigan en venta y pregón público la correduría de lonja desta ciudad y la pregonería y oficio de verdugo y carnicería y pescadería, para que todo ello ande en pregón público por el término del derecho, y al cabo del dicho término se rematen los dichos oficios y renta de ellos en la persona que más por ellos diere, con acuerdo deste cabildo; y ansí lo proveyeron y mandaron y firmaron de sus nombres...

CABILDO DE 15 DE MARZO DE 1582


Que se quiten las piedras que estan puestas en las calles.- En este dicho día y cabildo acordaron sus mercedes que, por el perjuicio que se sigue á esta república, se quiten las piedras que están puestas en las calles, ansí en la de Santiago de Azoca como en la de Santo Domingo, y se les mande que las quiten hoy en todo el día, donde no, quel señor fiel ejecutor las haga quitar y tarer para reparar las puentes de la plaza de esta ciudad; y ansí lo proveyeron y acordaron...

CABILDO DE 31 DE AGOSTO DE 1582


Que se averigüe lo relativo á las corridas de toros.-En este dicho día y cabildo acordaron sus mercedes que por cuanto en esta dicha ciudad hay gran escándalo sobre el correr de los toros, diciendo no poderse correr sin incurrir en pena de excomunión; y porque á sus mercedes les consta que en la corte real de Su Magestad y en la ciudad de los Reyes de los reinos del Pirú se corren al presente, hallánse presentes á ellos Su Eexcelencia y señores inquisidores, por lo cual se entiende que, pues Su Excelencia y señores inquisidores se hallan presentes, deben de poderse correr lícitamente sin pena; por tanto, que para que se haga información de lo susodicho y se trate con el señor provisor desta ciudad que dé licencia para ello, porque no cese el arte militar, pues tan necesario es que se ejerza en esta tierra, por estar en guerra, como está, que el procurador y mayordomo desta ciudad, en nombre de ella, solicite este negocio y haga la información al caso necesaria y lo demás que convenga á esta república, pues tiene poder para ello de esta dicha ciudad; que, si necesario es, á mayor abundamiento sus mercedes le dan poder y comisión para lo susodicho...
Sobre cercar la plaza para correr toros.- En este dicho día y cabildo se acordó por sus mercedes que se dé el mandamiento que está acordado para que los vecinos encomenderos de esta ciudad hagan hacer las agujas que está acordado para cerrar las calles cuando se corrieren los toros en la plaza desta ciudad, dentro de un mes cumplido primero siguiente, el cual mandamiento se les notifique á cada uno de por sí por mí el escribano, so pena que á su costa las harán hacer con lo cual alzaron el subsidio y costumbre que tenían los dichos vecinos de cercar la plaza en semejantes días; y que las dichas agujas y varas sean propios desta dicha ciudad y se guarden en las casa deste cabildo, haciendo cargo dello al mayordomo della, y que se corran toros el día de Nuestra Señora de Septiembre venidero y que se cerquen como se cercó el día de Santiago próximo pasado la plaza de esta ciudad, y se pregone; y ansí lo proveyeron y firmaron...

CABILDO DE 21 DE JULIO DE 1606


Se encarga á Jerónimo de Benavides la obra de las casas del Cabildo y Carcel.- En este día se acuerda que el señor corregidor Jerónimo de Benavides tome á su cargo la obra de las casas de cabildo y cárcel , é hacer lo que convenga á la auturidad desta ciudad, por cuenta del situado del jabón y de las condenaciones que para ello se hiciere, y que por su libranza el mayordomo de la ciudad pague y las demás personas á cuyo cargo fuere la paga, con su libranza paguen lo que se librare para el dicho efecto.
CABILDO DE 27 DE JULIO DE 1607
Que el pescado se venda en la plaza.- En este cabildo se trató y acordó que ninguna persona de cualquier estado, calidad y condición que sea, que á esta ciudad trajere pescado para vender, no lo venda en su casa ni en otra alguna, sino fuere públicamente en los portales de la plaza desta ciudad, y primero hagan demostración al fiel ejecutor para que lo vea y ponga el precio, so pena de diez pesos cada vez que cualquier persona fuere contra este acuerdo. Pregonóse este auto y acuerdo en la plaza pública desta ciudad.- Juan Rosa.

CABILDO DE 17 DE JULIO DE 1609


Agujas para cerrar las plazas de toros.- En este cabildo se trató de que por cuanto se lidian toros en la plaza pública están obligados los vecinos a cercarnos á las calles de la plaza taparlas, lo cual se facilitará haciendo agujas para tapar las calles, las que fueren necesarias para cada una, y estas les serán útiles á los tales vecinos de una vez hacerlas, por tanto se acordó se les apremie hagan las dichas agujas, y se cometió á Luis de las Cuevas, alcalde ordinario desta ciudad, para que lo mande hacer notificar á quien tocare y ejecutarlo.

CABILDO DE 14 DE AGOSTO DE 1609


Que no se entre a la plaza a caballo.- En este cabildo se mandó se pregone públicamente que ninguno entre a correr en la plaza a caballo sinó fuere con licencia de los señores alcaldes ordinarios, so pena de que le echarán de la plaza afrentosamente y se le quitará el caballo.
CABILDO DE 22 DE OCTUBRE DE 1609
Carnicería.- En este cabildo también se acordó se pregone públicamente si hay quien quiera obligarse a poner acrnicería de vaca y carnero y tocino en esta ciudad y dar abasto á ella, que parezca á hacer postura y condiciones, queste cabildo le dará licencia para que pueda tener carnicería públicamente y que otra ninguna persona no la pueda vender.
CABILDO DE 9 DE JULIO DE 1610
Acuerdo sobre carestía de bastimentos.- En este cabildo se trató de la gran carestía que en esta ciudad hay en los bastimentos y cosas de comida y especialmente de vino, á causa de que los pulperos compran cantidad de por junto para revenderlo y gastar la mayor parte, como la gastan, en dar de beber á indios y negros, cosa prohibida en todos los reinos de las Indias, así para eviatr las borracheras como otros daños é inconvenientes que se les recrecen y particularmente las enfermedades que se les causa á los indios, como de presente las tienen; y conviene con gran cuidado y rigor defender esto y remediar la carestía del dicho vino y otros bastimentos, para remedio de lo cual se trató y acordó se pregone públicamente en lugar público que cualquier pulpero y otras personas que compran vino y otros bastimentos para revenderlos los manifiesten dentro de tercero día de cómo lo compraren, poca o mucha cantidad, lo que compraren, y que dentro de nueve días puedan dar y den á cualquier vecino y morador de los tales géneros que manifestaren para su sustento y de su casa al precio que lo compraren y declaren con juramentos conforme á la ordenanza; y en cuanto á que los pulperos ni otra persona den de beber a los negros, indios ni indias ni mulatos por evitar la carestía questo causa, y que conviene atender al bien común de la ciudad y no al particular interés de los pulperos, se mandó asimismo se pregone públicamente que ningún pulpero ni en otras partes den vino á indios ni indias ni negros ni mulatos ni lo beban en sus pulperías ni lo den en otra ninguna manera, so pena de diez pesos de oro aplicados por tercias partes, cámara, juez y denunciador, y de ocho días de prisión y que se les cerrarán las pulperías para que no usen dellas, por cuanto al remedio desto conviene este rigor y ejecución, y así quedó acordado y cometido la ejecución desto al fiel ejecutor desta ciudad.
CABILDO DE 14 DE JUNIO DE 1612
Agujas que hagan los vecinos para los toros.- Acordóse para excusar la costa que los vecinos de la ciudad suelen tener en las fiestas y solemnidad que se suelen hacer en ella de toros cada año en cerrar las calels de la plaza, se pida á los dichos vecinos cada uno dé las agujas y travesaños de madera que les cupiere conforme la repartición que hiciere el señor alcalde don Melchor Jufré, á quien lo remitieron, conque excusarán la dicha costa é inquietud de cerrarlas.

CABILDO DE 17 DE MAYO DE 1613


Mercachifles.- En este cabildo se mandó apregonar que ningún mercachifle venda por las calles de esta ciudad en ninguna manera ni por las calles de ella, so pena serán castigados y de diez pesos de oro para reparos de la carcel, en que se les da por condenados.

CABILDO DE 3 DE ENERO DE 1614


Comisión para deshacer las borracheras.- En este cabildo se acordó y mandó que todos los regidores por sus turnos, como esta señalado, deshagan las borracheras y lo demás que en la dicha razón convenga, según que en el cabildo pasado está acordado, y se aprobó y ratificó la comisión que para ello se les dió en el dicho cabildo y de nuevo se les dá á los este presente año.

CABILDO DE 12 DE SEPTIEMBRE DE 1614


Que se quiten las pulperías.- En este cabildo se trató acerca de el daño que reciben los indios naturales y negros de esta ciudad de el vino que se les vende por los pulperos con tanta disolución y sin poder remediar, y de el orden que se pudiera dar para ello, y las muertes que esta presente semana han resultado de los susodichos; y habiéndola conferido y tratado, acordaron se votase, y de un acuerdo y conformidad mandaron que se quite en general todas las pulperías que no vendan en ellas vino en junto ni por menudo á ninguna persona de cualquier calidad ni condición que sea, y que se pusiese una taberna en la plaza y con las condiciones que se pusieren por este cabildo, para lo cual y las penas que para no lo vender los dichos pulperos se les ha de poder, se haga auto en forma, el cual se apregone y notofoque á los dichos pulperos.
CABILDO 25 DE ENERO DE 1616
Venta de pescado.- En este cabildo se trató y acordque no se consienta vender ni venda pescado dentro de la plaza , sino fuera della, una cuadra, más o menos, como no sea dentro de la dicha plaza, por el mal olor que causa, so pena de veinte pesos por cada vez que se vendiere, lo cual se notifique al que lo venda.
CABILDO DE 29 DE ENERO DE 1616
Sobre el Pescado.- En este cabildo se remitió y mandó al procurador de esta ciudad el suplicar de le auto proveido sobre el vender pescado en la plaza y alegar los daños que de ello se recrecen.

CABILDO DE 20 DE DICIEMBRE DE 1619


Pescadería.- En este cabildo el capitan don Diego de Godoy, procurador general de esta ciudad, propuso, copmo a Su Señoría le consta, el arrendamiento de la pescadería que habían fecho no pued pasar adelante por causas que ello han dado los señores de la Real Audiencia por el modo que estaba fecho y que por lo que á esta ciudad y vecinos de ella se les seguía de provecho y la pulicia de ella y cuanto importa haya pescadería con lícito modo; y habiendolo tratado, acordaron y mandaron que se haga una pescadería en la carcel de esta ciudad en la forma que la tienen trazada el señor capitan don Francisco Rodriguez de Ovalle y el señor contador NAtonio de Azoca, á quienes estaba remitido, y en el ínterin se arriende una tienda para ello por cuenta de la ciudad, donde hayan pesos y balanzas, y en ella forzosamente se ha de vender todo el pescado seco y fresco de mar y río y marisco de todo género por peso y con postura, vendiéndolo todas las personas que lo tuvieren para vender, y por el beneficio que esto se les hace han de pagar de cada caballo de pescado fresco y seco á seis reales de cada caballo con dos chiguas, y de los choros a cuatro reales con la misma carga, y del epscado de río por este presente año han de pagar á cuatro por ciento, hasta que se provea otra cosa; y que los fieles ejecutores en conformidad de lo que dan agora por un patacón lo pongan por libras y no consientan que se venda en otra manera; y todo lo que valiere la dicha pescadería se aplica desde luego para los propios de esta ciudad , de lo cual se pida confirmación á los eñores Presidente é oidores de la real audiencia para que su Alteza se sirva confirmarla, y se remite al dicho procurador el pedir dicha confirmación, y si se confirmare, se pregone el arrendamiento de esta renta y propios para que se remate en quien más diere por ello, y si no hubiere arrendador, se ponga persona que lo tenga á cargo.
Y se entiende que cada uno ha de vender su pescado por sí o por la persona que nombrare y no lo han de vender en otra parte fuera de dicha pescadería, so pena de perdido todo el precio de el pescado y más cincuenta pesos de plata, aplicado todo parta la cámara de S. M. y propios de la dicha ciudad por mitad, en que les dan por condenados lo contrario haciendo.
CABILDO DE 11 DE ENERO DE 1620
Sisa para hacer una fuente en la Plaza.- En este cabildo se trató que se haga una fuente en la plaza mayor desta ciudad y que para ello se eche sisa en el vino y carretas que entran y salen con carga en el puerto de Valparaiso, y en la forma como se haya de hacer se remite á el señor alcalde capitán don Diego de Godoy y á el contador Antonio de Azoca y capitan Alonso del Campo y Juan de Azoca, para que á el primer cabildo traigan resuelto lo que se hubiere de hacer.
CABILDO DE 28 DE FEBRERO DE 1620
Sobre la Carcel.- Tratóse del reparo de la cárcel real que se estácayendo, y se acordó que se derribe toda, hasta los cimientos, y se levante denuevo; cuya solicitud se encargó al procurador general capitán don Diego Gonzalez Montero, al cual dieron poder y comision en forma para la prevención de la obra della y cobrar lo que se debiere y distribuir y comprar los materiales y lo demás que se requiera para hacerla.
CABILDO DE 15 DE SEPTIEMBRE DE 1623
Pedimento sobre que se apregone la carnicería.- Item, asímismo debe V. S. mandar se pregone en esta ciudad por si hubiere alguna persona que ponga y haga postura de proveerla y bastecerla de carne de vaca y carnero, por menudo, así por lo mucho que conviene para los vecinos y moradores, estantes y habitantes y gentes pobres que hay en esta ciudad, que están pereciendo por no hallar carne, como por ser muy usado haber carnicería en todas las repúblicas de España y reinos del Pirú y México, dentro y fuera de las ciudades, villas y lugares, vendiendose por libras, las que á V.S. pareciere se pueden dar al real, regulando conforme el valor de la res y el costo que tuviere, que para ello se podrá poner arancel; y al que se obligare á la dicha provisión y abasto, se le den muy bastantes comisiones para que pueda tomar los carneros y reses vacunas que para el dicho abasto tuviere necesidad, pagando lo que fuere justo, prefiriendo á la tal persona á los que para sus granjerías compran, que pueda quitarles lo que así compraren, si no hallare a [quien] comprar suficinete número de ganado para la dicha provisión y abasto, y tal obligado pueda tomar los dichos ganados no habiendo ni pudiendo haber por compra en las estancias de los carniceros y vacas que tuvieren cada uno lo que hubiere menester para el dicho abasto, conforme la cantidad respectiva, sin hacer agravio ninguno.
CABILDO DE 12 DE ENERO DE 1624
Comisión para abastecer la ciudad.- En este cabildo se dió comisión al señor capitán Tomás de Toro, regidor de esta ciudad, para que vaya a todas las estancias de Maipo para Maule y averigue las matanxzas que han hecho de ovejas, y castigue á los culpados y ejecute las penas puestas, conforme á lo proveido por el gobernador de este reino y este Cabildo.
Y asímismo se da la misma comisión al señor capitán Joán de Agurto, regidor, para que desde Maipo a Chuapa haga la msima diligencia, en razón de los que han muerto ovejas, y cada uno en la parte que le toca tome todos los carneros que hubiere en la juridición de esta ciudad y los remitan á ella, donde se les pagarán á precio de tres reales cada carnero, y si sus dueños los quieren vender, los pagarán á cuatro, que para todo lo dicho les dieron comisión en forma cuan bastante se requiere y es necesario para valer.
CABILDO DE 12 DE ENERO DE 1627
Pregones para abastecer la ciudad.- En este cabildo se trató que, á pedimento del procurador general, en razón de lo pedido po el susodicho de que los vecinos y moradores desta ciudad pasaban extremas nescesidades de el sustento de carneros, habían ido los señores ordinarios a visitar las chacaras comarcanas á esta ciudad, en donde no habian hallado carneros suficientes para el dicho sustento, y porque el capitan Gaspar Calderón, alcalde ordinario en ella de sus dineros ha prometido emprestar quinientos pesos por cuatro meses para que se compren carneros, se acordó que públicamente se pregone por tiempo de nueve días en la plaza, por voz del pregonero, que la persona que quisiere dar abasto de carne de carneros por mayor y menor por el tiempo que quisiere, parezca á hacer postura, que se le admitirá; y en el que mejor comodidad de precio hiciere, se rematará el dicho abasto y se le emprestarán los dichos quinientos pesos por cuatro meses; y para principio se le darán cuatrocientos carneros a precio de cuatro reales, y sin esto se le echarán las demás comodidades necesarias.

CABILDO DE 15 DE ENERO DE 1627


Sobre la venta del pescado y marisco.- En la ciudad de Santiago de Chille, á quince días del mes de enero de mil seiscientos y veinte y siete añis, la Justicia y Regimiento desta dicha ciudad, habiéndose juntado en su lugar acostumbrado; después de haber tratado algunas cosas del gobierno del bien común , que no se determinaron, pidió el capitan don Diejo Xaraquemada, procurador general, se pusiese orden en la venta del pescado de agua dulce y marisco, que se vendía sin peso ni concierto, con engaño y daño de los arrendadores que lo pasan, por el servicio que hacen á la ciudad, por haber los susodichos quejádose diversas veces.
Acordaron y mandaron que ninguna persona, español, indio ni negro venda ningún género de pescado de la mar ni agua dulce ni marisco fresco ni seco en sus casas ni por las calles ni plaza, sino fuere en la pescadería pública que los arrendadores tienen, y eso pesado, y con la postura que hicieren las justicias en los fieles ejecutores, pena la primera vez por perdido el pescado, y la segunda se procederá contra ellos.

CABILDO DE 3 DE JULIO DE 1627


Sobre el abasto de carne.- en la ciudad de Santiago de Chille, sábado tres de julio de mil seiscientos y veinte y siete años, la Justicia y Regimiento de esta dicha ciudad, estando en su lugar acostumbrado, y habiendo propuesto el capitán don Diego Xaraquemada , procurador general , la necesidad que había de carne para el sustento de los vecinos y moradores que no la tienen y que aunque se habian fecho diligencias muy particulares para si había quienes hiciese asiento y obligación á darla con pregones y ofrecimientos de dineros prestados adelantados y otras comodidades, no ha habido ninguna persona que salga á ello, y que convendría tomar las vacas de los hatos más cercanos á esta dicha ciudad, en partidas y con el mejor y menor trabajo y daño posible á los dueños...

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   48


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azrefs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə