El mercado de las bebidas sin alcohol




Yüklə 240.54 Kb.
səhifə1/10
tarix28.02.2016
ölçüsü240.54 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
EL MERCADO DE LAS BEBIDAS SIN ALCOHOL

INDICE



1. INTRODUCCION 2

2. LAS NUEVAS TENDENCIAS INTERNACIONALES 2

3. CARACTERISTICAS Y EVOLUCION DEL SECTOR A NIVEL NACIONAL 5

3.1 INTRODUCCION 5

3.2 OFERTA Y DEMANDA GLOBAL 6

3.3 LA EVOLUCION DE LOS PRECIOS 9

3.4 EL EMPLEO EN EL SECTOR 12

3.5 LA INVERSION Y EL PROCESO DE RECONVERSION 13

3.6 EL GASTO EN PUBLICIDAD 14

3.7 LA PRESION TRIBUTARIA 15

5. LAS NUEVAS TENDENCIAS A NIVEL NACIONAL 17

5.2 La localizaciOn de las empresas y los cambios recientes 21

5.3 Las nuevas tendencias en el consumo 22

5.4 Cambios en los canales de distribuciOn 24

5.5 La soda: un producto de importancia creciente 26

6. LAS AMENAZAS QUE ENFRENTA EL SECTOR 26

6.1 Las empresas que operan fuera de la legalidad 27

6.2 El contrabando: un problema que persiste 29

ANEXO I: La liberalizaciOn de la importaciOn de azUcar 31

ANEXO II: Los envases plAsticos y el medio ambiente 32

FUENTES CONSULTADAS 35

1. INTRODUCCION

El presente documento constituye un estudio descriptivo del mercado de bebidas sin alcohol en Uruguay que abarca el período comprendido entre 1988 y 2000. Mediante el mismo se caracteriza al sector, remarcando tanto aquellos factores que han determinado su evolución como los cambios recientes que han influido sobre el mismo y que por lo tanto han determinado modificaciones en su desempeño.


A su vez, se determinaron aquellos factores que tradicionalmente han influido, tanto en forma negativa como positiva, sobre el sector y el modo en que los mismos han evolucionado a los efectos de determinar cuáles son las principales amenazas, debilidades y fortalezas que caracterizan al mercado de las bebidas en Uruguay.
El mercado de bebidas sin alcohol está conformado por los productos incluidos dentro de la agrupación 3134 de la clasificación CIIU. La misma incluye “la fabricación de bebidas no alcohólicas, tales como las bebidas refrescantes de sabor a frutas y gaseosas, y las aguas minerales gasificadas; y el embotellado de aguas naturales y minerales en la fuente.”
Si bien a nivel nacional existen ciertos factores que determinan el comportamiento sectorial, la evolución del mismo no ha sido ajena al modo en que se ha comportado el mercado internacional de bebidas. Por el contrario, las tendencias a nivel internacional han sido determinantes de la evolución del sector a nivel interno, siendo el comportamiento de éste muy similar al del mercado de bebidas en el resto del mundo.
Por lo tanto, el trabajo se inicia describiendo las tendencias que se verifican actualmente a nivel internacional y principalmente regional, para luego caracterizar al sector a nivel nacional y estudiar sus determinantes y evolución.1


2. LAS NUEVAS TENDENCIAS INTERNACIONALES

La combinación de los cambios en los gustos y preferencias de los consumidores, junto a las innovaciones productivas y las transformaciones en el tejido empresarial, se encuentran en la base de las modificaciones que determinan el comportamiento del sector.

Dentro de los cambios a nivel empresarial se destaca la tendencia mundial de concentración de capitales, que si bien no es propia de las empresas de bebidas, se ha observado notoriamente al interior de este sector.
Como ejemplo puede tomarse el caso de EEUU, en el cual entre 1996 y 1998 más de 20 embotelladoras fueron vendidas y la mayoría de éstas fueron adquiridas por empresas ya existentes.
A nivel mundial unas pocas empresas aumentan su participación favorecidas por el hecho de que mercados que anteriormente permanecían segmentados, estrictamente separados, ahora se están fusionando. Las empresas que dominan internacionalmente el mercado de las aguas, por ejemplo, no se dedican exclusivamente a la fabricación de las mismas, sino que además producen otros productos que van desde refrescos, jugos y cervezas, hasta alimentos. Este es el caso de la empresa Danone, productora de lácteos y galletitas, que ocupa el segundo lugar en la producción de aguas a nivel mundial (y cuya participación es creciente en América Latina y EEUU).
El otro cambio operado a nivel empresarial ha sido el surgimiento y expansión de las segundas marcas, mundialmente conocidas como b-brands, cuyo crecimiento está asociado a la consolidación de los envases plásticos descartables.
En Brasil, por ejemplo, estas marcas (denominadas “Tubainas”) hacia julio de 2000 tenían una participación de 32,7% del mercado. La mayoría de éstas tienen una distribución de alcance regional, aunque tras el importante crecimiento que han registrado, algunas de ellas han alcanzado difusión a nivel nacional.
Según los representantes de estas empresas, la estrategia de las mismas se basa en el conocimiento del gusto del consumidor, y en la elaboración de un producto dedicado específicamente a satisfacer los requerimientos de los mismos. Este es el caso de las bebidas Guaraná en Brasil e Inca Kola en Perú. Lo cierto es que estos productos llegan a manos de los consumidores a precios inferiores que los de las marcas tradicionales, quitando participación en el mercado a estas últimas y condicionándolas a re-formular sus políticas de precios.
En el caso de Brasil, si bien el mercado de bebidas tuvo un importante crecimiento entre el año 1999 y 2000, los grandes fabricantes perdieron participación, pasando la misma a manos de las segundas marcas, siendo Coca Cola el único que logró mantener la suya tras la disminución de sus precios.

Fuente: Revista Bebidas. Vol. 107


Dentro de los principales cambios productivos, se destaca la sustitución de los envases de vidrio, por los envases de plástico retornable primero, y finalmente por los envases plásticos no retornables. Estos últimos, han incrementado notoriamente su participación en los últimos años, a tal punto que la comercialización en envases de vidrio es minoritaria.
Un estudio realizado por la Consultora AC Nielsen revela que en Argentina el porcentaje comercializado en plástico no retornable en el período junio 99-mayo 2000 ascendía a 86,7%, mientras que ese porcentaje en Brasil en el mismo período alcanzaba el 74,9% del total comercializado.
En Uruguay, se estima que el 90% del total de aguas comercializadas se hace en envases plásticos, mientras que solamente 10% se hace a través de envases de vidrio.


Elaborado por el Departamento de Estudios Económicos de la CIU en base a datos de Consultora AC Nielsen
Si bien la introducción del envase plástico no retornable ha significado una notoria disminución en el costo de instalación de las empresas, trajo aparejado un importante efecto sobre el medio ambiente y son por lo tanto objeto de preocupación de gobiernos y empresarios del sector a nivel mundial.2
Importantes modificaciones se han operado al interior del sector en respuesta a cambios en las preferencias y exigencias de los consumidores. En los últimos años, la preocupación creciente por el cuidado de la salud, ha conducido a los consumidores a modificar sus hábitos de consumo alimenticio.
En este contexto el consumo de agua mineral es creciente. En 1999 se estimaba que el mercado de aguas en Brasil crecía a una media de 20% anual, mientras que en Argentina entre 1992 y 1996 el crecimiento del mercado de aguas minerales fue superior al 10% anual3.
Este crecimiento se intensifica aún más en los últimos años. Según datos de la Consultora AC Nielsen, las ventas de agua en Argentina en 1995 alcanzaban los 461 millones de litros, mientras que hacia el año 2000 éstas se habían incrementado 39%, totalizando 640 millones de litros.
El notorio crecimiento en el consumo ha conducido al aumento de las empresas dedicadas a la fabricación de agua envasada, ya sea mineral o mineralizada, ingresando al mercado de las aguas empresas que tradicionalmente se habían desempeñado en otros mercados. Este es el caso de Brasil, donde en 1995 la empresa Panamco, la mayor embotelladora de productos Coca Cola en América Latina, lanzó el agua mineral Crystal.
Mundialmente, en el año 1999 el consumo de agua se estimaba en 45.000 millones de litros anuales. Según datos de 1996 los franceses son líderes en el consumo de agua, con un promedio de 112 litros anuales. El mismo informe indica que el consumo de los alemanes ronda los 74 litros, mientras que en Argentina el consumo promedio se ubica en el entorno de los 17 litros.
Los hábitos alimenticios de los consumidores se han modificado notoriamente en los últimos años, el cuidado de la salud y la estética pasaron a ocupar un lugar preferencial en la vida de los mismos, determinando una mayor preocupación por los productos que comen y beben. En este contexto no sólo ha aumentado el consumo de agua, sino también el de productos de bajas calorías (en detrimento de productos de mayor nivel calórico) determinando un incremento en la demanda de bebidas “lights” así como de los jugos energizantes.
Estos últimos, por poseer un importante contenido vitamínico y llegar al público a un precio menor que los jugos de frutas naturales, están alcanzando un importante desarrollo en los mercados americanos y centroamericanos. Tanto en EEUU como en México, productos como té helado preparado, jugos vitaminizados y aguas van aumentando su participación en el mercado. Los nuevas tendencias del consumo, al aumentar la cantidad y diversidad de bebidas consumidas, abren interesantes nichos de mercado a las empresas del sector.
En cuanto a la diversificación de los gustos, ésta también se observa al interior del mercado de refrescos. Las bebidas sabor cola pierden participación, la cual es ganada por el resto de los sabores.
En Argentina, por ejemplo, la participación de las bebidas sabor cola disminuyó del 55,4% en el período comprendido entre junio de 1998 y mayo 1999 al 50,8% en el período que va desde junio 99 a mayo 2000. Esta tendencia se verifica incluso en Brasil, donde la incidencia de las bebidas sabor cola es menor.





Fuente: Consultora AC Nielsen


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azrefs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə