De la dictadura a la democracia: la transición española (1975-1982)




Yüklə 36.39 Kb.
tarix22.04.2016
ölçüsü36.39 Kb.
DE LA DICTADURA A LA DEMOCRACIA: LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA (1975-1982)
Dictadura y democracia son dos regímenes de gobierno que se oponen completamente:

DICTADURA: régimen de gobierno que se basa en el autoritarismo, en la represión, en la limitación de derechos y libertades.

DEMOCRACIA: sistema de gobierno basada en la división de poderes, en la soberanía popular y en la libertad.
El cambio de una dictadura a una democracia no es sencillo, pero en España pudo llevarse a cabo de manera muy exitosa gracias a la colaboración de las fuerzas políticas y sociales. Nuestra Transición fue un ejemplo de consenso, tolerancia y diálogo.
La Transición es el proceso político que se desarrolla desde la muerte de Franco en 1975 hasta las elecciones de 1982 (victoria del PSOE) y que tenía como objetivo devolver la soberanía al pueblo español. Es decir, restablecer la democracia. Para hacer posible este objetivo era preciso llevar a cabo una serie de pasos:

  • Legalización de todos los partidos políticos.

-Celebración de elecciones democráticas en las que el pueblo eligiese a sus representantes.

- Formación de las Cortes constituyentes que elaborasen una Constitución en la que se estableciesen los derechos y los deberes del pueblo.


ETAPAS DE LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA


  1. EL GOBIERNO DE ARIAS NAVARRO (1975-1976)

Durante su enfermedad, Franco nombra a Arias Navarro como primer ministro para que realice sus funciones de gobernante. No obstante, según la Ley de Sucesión, Franco había previsto que ascendiese al puesto de Jefe de Estado Juan Carlos I de Borbón (que jura su cargo el 22 de noviembre de 1975, solo dos días después de la muerte de Franco).

A partir de este momento España se convierte en una monarquía. Juan Carlos era el Jefe de Estado, pero Arias Navarro era el presidente del Gobierno, al mando de un grupo político en el que se mezclaban franquistas, militares y algunos personajes políticos que reclamaban una reforma más progresista.

En este momento se planteaban tres alternativas para decidir el futuro político de España:

1.- CONTINUISMO →Defendida por las fuerzas políticas y sociales más representativas del franquismo.

2.- RUPTURA RADICAL →Defendida por los grupos políticos que se habían opuesto al franquismo, era la denominada ruptura democrática, es decir, la disolución inmediata de las instituciones franquistas.

3.- REFORMA PAUTADA →Defendida por algunas personalidades del régimen, consistía en reformar el sistema político a partir de las instituciones y leyes del régimen hasta alcanzar una situación de democracia plena.
Los conflictos internos y la falta de entendimiento entre Arias Navarro y Juan Carlos I lleva a este a dimitir. Juan Carlos I defendía la opción de llevar a cabo una reforma de las instituciones que, sin ser drástica, condujese a España a una democracia. Arias Navarro, sin embargo, se enmarcaba en la opción continuista y no era el hombre indicado para llevar a cabo el proyecto que el Rey tenía en mente.


  1. EL PRIMER GOBIERNO (PROVISIONAL) DE ADOLFO SUÁREZ (1976-1977).

Juan Carlos I encontró en Adolfo Suárez a la persona adecuada para conducir la Transición. Era un hombre de carácter moderado y comprometido con el cambio. En todo momento, Suárez atendió al consenso y al diálogo entre todos los partidos (incluso con los más radicales). De esta manera consiguió que todas las fuerzas políticas aceptasen la transformación.

Suárez desde un principio se propone los siguientes objetivos:



  • Elaborar una Ley de Reforma política, que declaraba que la democracia constituía la forma de organización política del Estado Español y establecía dos cámaras (Congreso y Senado), cuyos representantes serían elegidos por sufragio universal. Esta ley, sorprendentemente, fue aceptada y negociada por todos los grupos políticos y aprobada por el pueblo español en un referendo el 15 de diciembre de 1976.

  • Legalización de todos los partidos políticos y concedió la amnistía a los presos políticos, para respetar la libertad de ideas y de expresión de las mismas. Por fin regresaron a España exiliados del PCE como Carrillo o La Pasionaria. En esta pluralidad conviven partidos de izquierda (PSOE, PCE), de centro (UCD) y de derechas (AP; PNV o CIU).

Pero esta primera etapa del gobierno de Suárez no estuvo exenta de fuertes problemas:



  • El terrorismo de extrema derecha (Asesinato de los abogados laboralistas de Atocha) y de extrema izquierda (ETA y GRAPO).

  • La legalización del PCE provocó fuertes críticas a Suárez, acusado de ser demasiado benévolo con los comunistas. Su decisión pudo haber provocado un golpe de Estado por parte de los militares.

  • Crisis económica y conflictos laborales.




  1. SEGUNDO GOBIERNO DE ADOLFO SUÁREZ (1977-1979)

El 15 de junio de 1977 la sociedad española acude a las urnas para elegir a sus representantes políticos. Hay que remontarse a la época de la II República en 1936 para recordar la última vez que esto ocurría. Votó el 79% de la población. Se trata de un elevadísimo porcentaje que pone de manifiesto la ilusión y el ansia del pueblo español por intervenir en la nueva democracia.

RESULTADOS DE LAS ELECCIONES: ningún partido obtuvo la mayoría absoluta (es decir, ninguno obtuvo más de la mitad de los votos). Pero el partido más votado fue UCD (liderado por Adolfo Suárez) y le seguía de cerca el PSOE.

Adolfo Suárez fue elegido presidente y desde el principio llevó a cabo una política de consenso basada en los Pactos de Moncloa → se trata de un pacto de Estado entre todos los grupos políticos, por el que se acuerda colaborar para llevar a cabo medidas tan importantes como reforma fiscal, reforma educativa, energía y empresas públicas. En conjunto estos pactos no llegan a desarrollarse en su totalidad, pero sí sirvieron para regular salarios, ampliar la cobertura social de los trabajadores, mejorar la oferta de la enseñanza pública y dar inicio a una fiscalidad más justa y solidaria. En definitiva, los Pactos de la Moncloa sirvieron para mejorar el déficit público, bajar la inflación, aumentar los beneficios empresariales, pero, lo que no solucionó en modo alguno fue el descenso del número de parados.

Una vez que las fuerzas políticas firman los Pactos de Moncloa, Suárez encamina todos sus esfuerzos en los siguientes objetivos:



  • El tratamiento de la grave crisis económica, para lo que se dicta la ley de Medidas Urgentes que incluye la devaluación de la peseta con el objeto de potenciar las exportaciones y reactivar la economía española.

  • El intento de solucionar rápidamente las reivindicaciones nacionalistas de vascos y catalanes creando órganos preautonómicos, primero en estas dos comunidades y más tarde extendidos al conjunto del país.

  • En el ámbito de la política exterior, el principal paso es el inicio de negociaciones para la entrada de España en la Comunidad Europea, entrada que significaría para España el reconocimiento internacional a su rara transición política y por supuesto, la reactivación económica del país sin olvidarnos del final del aislamiento a que se había sometido al país durante casi cuatro décadas en que estuvo alejado de los grandes foros internacionales.

  • Pero quizás el objetivo más importante del gobierno de Suárez fue sentar las bases que permitieses la elaboración de la Constitución Española.


ASPECTOS BÁSICOS DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA
En primer lugar, debemos señalar que la Constitución fue fruto del consenso entre fuerzas políticas de diferente tendencia. Es la ley fundamental del Estado Español y en ella se recogen los derechos y deberes fundamentales, las libertades de todos los españoles y el funcionamiento de los principales poderes del Estado (legislativo, ejecutivo y judicial).

La Constitución fue discutida en el Congreso y fue aprobada por gran mayoría. Finalmente, el texto constitucional fue sometido a referendo el 6 de diciembre de 1978, siendo votada afirmativamente por el 59% de los electores.



REFERENDO: procedimiento jurídico por el que se somete a votación popular algún asunto de especial importancia para que sea aprobada pro el pueblo.

CONSTITUCIÓN: conjunto de leyes que regulan los derechos y deberes fundamentales de una sociedad, así como el funcionamiento de los poderes del Estado.

De la Constitución podemos destacar los siguientes aspectos:

- Definición de España: Se declara que España es una monarquía parlamentaria, democrática, en el que la soberanía nacional reside en el pueblo.

- Declaración de derechos. Recoge una amplia declaración de derechos y garantías individuales aboliendo, incluso, la pena de muerte: igualdad ante la ley sin ningún tipo de discriminación, derecho a la vida y a la integridad física y moral, libertad de expresión y de manifestación, libertad de ideológica, de religión y de culto, inviolabilidad del domicilio, garantía del secreto de las comunicaciones postales y telefónicas, etc.

- Relaciones Iglesia – Estado. El Estado ya no tiene religión oficial, aunque el texto contempla la colaboración del Estado con la Iglesia Católica al ser esta la religión mayoritaria de los españoles. España se declara Estado “aconfesional”.

- Sistemas de representación. Quedan establecidas unas Cortes elegidas por sufragio universal entre los españoles mayores de 18 años y compuestas por un Congreso de los Diputados con un mínimo de 300 diputados y un máximo de 400, y un Senado con vocación de representación territorial. Toda ley debe ser aprobada en las dos cámaras.

- Poder Ejecutivo. El presidente del Gobierno es propuesto al Congreso de los Diputados por el Rey. El gobierno se encargará de poner en ejecución las leyes aprobadas en las Cámaras.

- Poder Judicial. Se declara y consagra la independencia del poder judicial creándose el Tribunal Constitucional que junto al Consejo General del Poder

Judicial se erigen en los últimos garantes de los derechos constitucionales.

- Organización Territorial del Estado. Se garantiza la indisolubilidad del territorio nacional, pero se reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que componen la unidad nacional y por último se establece la organización del Estado en municipios, provincias y Comunidades Autónomas.






  1. TERCER GOBIERNO DE ADOLFO SUÁREZ (1979-1981)

Podemos decir que una vez aprobada la Constitución, España entra en un periodo de normalización democrática. Esta normalización democrática se va a caracterizar por la progresiva descomposición del partido creado por el hombre que dirige la transición, Adolfo Suárez llevándolo a la dimisión.

El 1 de marzo de 1979 se celebran de nuevo elecciones y UCD no fue el partido mayoritario, por lo que se vio obligado a gobernar en minoría, estableciendo pactos con otros grupos minoritarios. Pero la debilidad del gobierno, los desencuentros dentro del mismo partido, la crisis económica o el terrorismo, condujeron a que Adolfo Suárez presentase su dimisión.

Le sucede en el cargo Leopoldo Calvo SOtelo (1981-1982). Durante la votación de su investidura (el 23 de febrero de 1981), el teniente-coronel Antonio Tejero encabeza un golpe de Estado, tomando el Congreso de los Diputados por la fuerza.

El golpe fracasó gracias a la repulsa de la sociedad española y gracias, sobre todo, a la intervención del Rey a favor de la Constitución y en contra del golpe de Estado.

El gobierno de Calvo Sotelo fue muy breve. Los problemas internos del partido daban lugar a una gran inestabilidad. Por ello se convocan elecciones en las que hay un claro vencedor: el PSOE.




  1. LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS POSTERIORES A LA TRANSICIÓN (1982-1996)

En el año 1982, ante los problemas del gobierno de UCD (Calvo Sotelo) se convocan unas nuevas elecciones democráticas que tienen un claro vencedor: el PSOE de Felipe González, que consiguió 10 millones de votos gracias, sobre todo, a la gente joven que votaba por primera vez. Por primera vez, tras la muerte de Franco, gobierna un partido cuyos miembros estuvieron en completa oposición al franquismo. Algunos historiadores afirman que este hecho supone el final de la transición.

Cuatro años más tarde, en 1986, el PSOE vuelve a ganar una selecciones generales por mayoría absoluta, aunque con menos votos, y por lo tanto, con menos escaños1.

En las elecciones siguientes (1989 y 1993) el PSOE sigue ganando las elecciones generales, Felipe González sigue siendo el presidente del gobierno, pero cada vez con menos votos, hasta llegar a una mayoría relativa de las últimas elecciones que le obligó a pactar con los nacionalistas catalanes.

Durante los dieciséis años de gobiernos socialista España se convirtió en un país totalmente democrático. Fueron enormes las inversiones en política social y económica. España se convirtió en un estado de bienestar (con una educación, una sanidad y unos servicios básicos que eran universales para todos los ciudadanos). Durante este período España entra en la CEE (UE), objetivo que se venía persiguiendo desde el primer gobierno de Adolfo Suárez. Algunos hechos importantes de los dieciséis años de gobierno socialista son:


  • Nacimiento de las televisiones privadas.

  • Juego Olímpicos de Barcelona (1992).

  • Expo de Sevilla (1992)

  • Construcción del Tren de Alta Velocidad (AVE).

  • Aprobación de la Reforma Educativa (LOXE; estableció la enseñanza obligatoria hasta los 16 años)

  • 1986: integración en la UE, tras realizar una profunda reforma económica que posicionase a España en los parámetros exigidos por la Unión.

Sin embargo, también durante este período se producen fuertes crisis económicas, muchos casos de corrupción dentro del gobierno (caso Luis Roldán), descubrimiento de la trama GAL, (Grupos Antiterroristas de Liberación = grupo terrorista que luchó contra ETA empleando sus mismos procedimientos de “guerra sucia” mediante el uso de mercenarios) y una dura escalada del terrorismo de ETA. Todo junto motivó un giro político hacia la derecha: en las elecciones generales de 1996.

  1. UN GIRO DE SIGNO POLÍTICO: LA VICTORIA DEL PP DE JOSÉ MARÍA AZNAR (1996-2004)

La política española tras la consolidación de la democracia ha llegado a un sistema multipartidista en el que, no obstante, dos son las grandes fuerzas políticas: PSOE y PP.

En las séptimas elecciones democráticas el PP consigue la mayoría relativa que le permite gobernar (gracias al apoyo del PNV) y en las elecciones de 2000 se consolida en el poder logrando una mayoría absoluta.

Durante los ocho años del gobierno de J. M. Aznar se llevó a cabo un proceso de liberalización económica (privatización de empresas públicas), reformas educativas y políticas.



La prosperidad económica fue uno de los grandes aspectos positivos de la etapa del PP, no obstante, la política española dio un giro total tras los atentados del 11 de marzo. En las elecciones del 14 de marzo de 2004 la victoria (con una mayoría relativa) era de nuevo para el PSOE.


1 Escaño: en una cámara parlamentaria, se refiere al asiento, puesto o cargo de cada uno de sus miembros. Para conseguir un escaño es necesario un determinado número de votos.


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azrefs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə