Comision nacional del medio ambiente




Yüklə 331.06 Kb.
səhifə1/3
tarix16.04.2016
ölçüsü331.06 Kb.
  1   2   3
MANUAL DE APLICACION
NORMA DE EMISION DE RUIDOS MOLESTOS GENERADOS POR FUENTES FIJAS
D.S. Nº 146/97 DEL MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA


COMISION NACIONAL DEL MEDIO AMBIENTE

DEPARTAMENTO DE DESCONTAMINACIÓN, PLANES Y NORMAS
2000

MANUAL DE APLICACION

Norma de EmisiOn de Ruidos Molestos

Generados por Fuentes Fijas

(D.S Nº 146/1997, DEL MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA)



Comisión Nacional del Medio Ambiente

Departamento de Descontaminación, Planes y Normas

Segunda Edición - 2000



MANUAL DE aplicación Norma de EmisiOn de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas

(D.S Nº 146/1997, DEL MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA)
Este documento ha sido preparado por el

Depto. de Descontaminación, Planes y Normas

Comisión Nacional del Medio Ambiente

( CONAMA )


Segunda Edición
PREAMBULO

Este Manual de Aplicación ha sido desarrollado a partir de una iniciativa emanada del grupo de técnicos que participaron en la dictación del Decreto Supremo N° 146/97, del Ministerio Secretaría General de la Presidencia de la República, que Establece Norma de Emisión de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas, Elaborada a partir de la Revisión de la Norma de Emisión contenida en el Decreto Supremo N° 286, de 1984, del Ministerio de Salud.


Se ha materializado en un texto elaborado en base a un documento realizado por el Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente, un trabajo conjunto con CONAMA, y las opiniones y aportes que realizaran los integrantes del grupo de trabajo que fue convocado a la revisión del D.S. Nº 286/84.
Agradecemos su participación, tanto en el proceso normativo como en la elaboración de este Manual, a: Santiago Mansilla, del Departamento de Programas del Ambiente del Ministerio de Salud; Rodrigo Muñoz, del Instituto de Salud Pública del Ministerio de Salud; Antonio Marzzano, Ricardo Saavedra y Jaime Salinas, del Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente del Ministerio de Salud; Hernán Varas, de la Asociación Chilena de Municipalidades; Enna Alfageme y Hernán Caballero, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo; Ana María Salazar, de la Sociedad de Fomento Fabril; David González, de la Cámara Chilena de la Construcción; Francisco Bascuñán, del Depto. Jurídico de CONAMA; Carmen Rivera del Depto. de Evaluación de Impacto Ambiental; Patricia Matus, Andrea Muñoz, Enrique Suárez, Rodrigo Lucero, María Angélica Ruiz-Tagle, Rodrigo Rojas, e Igor Valdebenito, del Depto. de Descontaminación, Planes y Normas de CONAMA, y a todos los que colaboraron en ambas iniciativas.




INDICE


Página


I PRESENTACION 1

II INTRODUCCION 3

2.1 OBJETIVO Y APLICACION del D.S Nº 146/97 del MINSEGPRES 4

III PROCESO DE REVISION DECRETO SUPREMO 286/84 MINSAL 6

3.1 ANTECEDENTES 6
3.2 GRUPO DE TRABAJO 7
3.3 CRONOGRAMA 7
3.4 ANALISIS GENERAL DE IMPACTO ECONOMICO Y SOCIAL 8
3.5 EXPEDIENTE PUBLICO 9
3.6 MATERIAS REVISADAS DEL D.S. 286/84 10

IV DECRETO SUPREMO Nº 146/97 MINSEGPRES 12

4.1 TEXTO DE LA NORMA 12
TITULO I Disposiciones Generales 12

TITULO II Definiciones 12

TITULO III De los Niveles Máximos Permisibles de Presión Sonora Corregidos 14

TITULO IV Del Instrumento de Medición 14

TITULO V Procedimientos de Medición 14

TITULO VI De las Sanciones y la Vigencia 17


V SOBRE EL PROCEDIMIENTO DE MEDICION 18

5.1 PLANIFICACION DE LA MEDICION 18
5.2 DETERMINACION DE ZONAS 18
5.2.1 Zonificación Urbana 18
5.2.1.1 Determinación del Tipo de Zona 21

5.2.2 Areas Rurales 21


5.3 MEDICION 22
5.3.1 Consideraciones Previas 22

5.3.2 Mediciones de Niveles de Ruido 23

5.3.3 Medición de Ruido de Fondo 25
5.4 USO DE FICHAS DE TERRENO 27
5.4.1 Ficha de Medición de Niveles de Ruido por Lugar de Medición 27
5.4.2 Ficha de Evaluación de Niveles de Ruido 27
5.4.2.1 Ficha de Evaluación de Nivel de Ruido Estable 27

5.4.2.2 Ficha de Evaluación de Nivel de Ruido Fluctuante 29

5.4.2.3 Ficha de Evaluación de Nivel de Ruido Imprevisto 31
5.5 INFORME TECNICO 33
5.5.1 Ficha de Información de Medición de Ruido 33
5.5.1.1 Identificación de la Fuente Fija Emisora de Ruido 33

5.5.1.2 Identificación del Receptor 33

5.5.1.3 Caracterización de la Fuente Fija Emisora de Ruido 33

5.5.1.4 Condiciones de la Medición 34


5.5.2 Ficha de Medición de Niveles de Ruido 35
5.5.3 Ficha de Evaluación de Niveles de Ruido 35
5.5.4 Ficha de Croquis de Medición 35
5.5.5 Otros Antecedentes 36
5.5.6 Presentación de Formato tipo para Informe Técnico 36

VI SOBRE INSTRUMENTOS DE MEDICION 43

6.1 SONOMETROS Y SONOMETROS INTEGRADORES 43
6.1.1 Características Generales 43
6.1.2 Tipos de Sonómetros 43
6.1.3 Normas IEC 651 e IEC 804 43
6.1.3.1 Rangos de Precisión 43

6.1.3.2 Características de Ponderación de Frecuencia y Amplificador 44

6.1.3.3 Características del Detector Indicador 45
VII REFERENCIAS 47

I PRESENTACION

En el marco del control de ruido ambiental, se estudió cómo avanzar en la lucha contra el ruido en nuestro país. En este contexto, la revisión de la más relevante norma ambiental de ruido vigente en Chile, D.S. Nº 286/84 MINSAL que Fija el Reglamento Sobre Niveles Máximos Permisibles de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas, surgió como una necesidad de primer orden. Este trabajo se orientó a mejorar en forma importante la norma contenida en ese decreto, en base a los trabajos previos al coordinado por nuestra Comisión, albergados en el Ministerio de Salud, y el trabajo final de la nueva norma, concretado en la CONAMA.



El Decreto Supremo Nº 146, de 1997, del Ministerio Secretaría General de la Presidencia de la República, publicado en el Diario Oficial el 16 de abril de 1998, es la primera norma ambiental promulgada por el mecanismo de Dictación de Normas de Calidad Ambiental y de Emisión que coordina la Comisión Nacional del Medio Ambiente. Este decreto establece la Norma de Emisión de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas, Elaborada a Partir de la Revisión de la Norma de Emisión Contenida en el Decreto Supremo Nº 286, de 1984, del Ministerio de Salud.
Al realizar esta revisión de norma, surgió la idea de efectuar un trabajo que no sólo abarcara el texto de la nueva norma propiamente tal, sino que, complementariamente, se incluyera la publicación de un Manual de Aplicación que recoja y responda aquellas inquietudes complementarias a las materias tratadas en la norma en sí, y que se haga cargo de las interrogantes que surgirían al aplicarla. Esta iniciativa, emanada del grupo de técnicos que participaron en la dictación de esta norma, se ha materializado en un texto elaborado en base a un documento realizado por el Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente, un trabajo conjunto con CONAMA, y las opiniones y aportes que realizaran los integrantes del grupo de trabajo que fue convocado a la revisión del D.S. Nº 286/84. Además, se han incluido inquietudes surgidas en talleres realizados para los Servicios de Salud en varias regiones del país, a fin de explicar el funcionamiento de la nueva norma, y analizar sus alcances con los encargados de su aplicación.
Así, el presente documento recoge desde el proceso de dictación de la norma, hasta las interrogantes más frecuentes en su aplicación. Se incluye un análisis en detalle del procedimiento de medición, y algunos aspectos concernientes a consideraciones y recomendaciones técnicas y administrativas que servirán de apoyo al usuario al momento de aplicar el reglamento. El Manual se encuentra dirigido principalmente a aquellos profesionales que realizan labores de inspección y fiscalización en el ámbito de la contaminación acústica ambiental, y a todos aquellos que trabajan de una u otra manera vinculados al control de ruido.
Toda herramienta de gestión es perfectible, y tal como establece la Ley de Bases del Medio Ambiente, deberemos revisar antes de los cinco próximos años, cómo ha funcionado esta nueva norma. Esperamos sentar las bases para que en esa ocasión abordemos materias que puedan haber quedado pendientes en esta oportunidad, y todas aquellas que surjan y nos permitan avanzar eficaz y eficientemente en la protección a la comunidad del ruido ambiental.
Finalmente, es importante destacar que CONAMA está coordinando esfuerzos para completar la legislación en éstas materias en el país, desarrollando los estudios necesarios para complementar la aplicación de esta nueva norma de emisión de ruidos para fuentes fijas. Entre estas gestiones podemos nombrar la revisión de normas de emisión de ruido para fuentes móviles (locomoción colectiva, automóviles, etc.), la protección de las construcciones contra el ruido (especialmente viviendas), el apoyo a la acción municipal en el control de ruido ambiental, la regulación de la emisión de vibraciones hacia la comunidad, y a futuro, normar la emisión de ruidos de aeropuertos y carreteras. Todas estas iniciativas están orientadas a la lucha contra el ruido, y en fomentar la cultura de protección del silencio y el respeto por el entorno, como una forma de hacer más y agradable y habitable nuestro medio ambiente.

II INTRODUCCION

El Decreto Supremo Nº 286/84 del Ministerio de Salud aprobó el Reglamento Sobre Niveles Máximos Permisibles de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas, que en su texto dejaba de manifiesto que existían materias que debían ser actualizadas, y que había aspectos que hacían que su aplicación diera lugar a dudas e interpretaciones. Con el fin de obtener un instrumento jurídico que permitiera proteger adecuadamente a la comunidad, se pensó en la posibilidad de efectuar una revisión de dicha norma.


La Comisión Nacional del Medio Ambiente, CONAMA, en junio de 1996 publica en su Primer Programa Priorizado de Normas Ambientales (1996-97), la Revisión del D.S. Nº 286/84. Dicha revisión debía seguir el Procedimiento de Dictación de Normas Ambientales, Decreto Supremo Nº 93/95 del Ministerio Secretaría General de la Presidencia de la República, que en su estructura principal contempla 3 partes: proceso elaboración del Anteproyecto de Norma, proceso consulta del Anteproyecto de Norma y proceso elaboración del Proyecto Definitivo de Norma.
En agosto de ese mismo año, se dio inicio a la Elaboración del Anteproyecto de Revisión de la Norma contenida en el antes mencionado Decreto Supremo. En esta etapa se acompañaron los estudios científicos, económicos, jurídicos, informes, y otros antecedentes que fueron incorporados al expediente respectivo y que permitieron justificar su revisión y modificación.
A partir de esta información se determinó que las materias que requerían ser analizadas y perfeccionadas eran las siguientes: proceso de medición, tecnología en la instrumentación, límites para cada zona, otros tipos de ruidos molestos, regulación de lugares con suelos no definidos, procedimiento de corrección de las mediciones, zonificación urbana, lugar que define la exigencia, ámbito de aplicación, y algunas definiciones.
Las razones que motivaron las modificaciones que necesitaban ser estudiadas, se refirieron a que: existían zonificaciones que no estaban reguladas, como las áreas rurales, por lo tanto, el ámbito de aplicación de la norma era limitado y poco operativo, además de que la zonificación urbana no era compatible con los planos reguladores comunales. No se incorporaban correcciones tendientes a proteger a las personas en el interior de sus viviendas, y no establecía claramente que el emisor debía cumplir con los límites máximos permisibles medidos en donde se encuentra el receptor y en el momento de mayor molestia. La metodología de medición del decreto resultaba ser poco clara y ambigua. Tampoco se especificaban requerimientos de exactitud de los instrumentos de medición. Y por otra parte, los procedimientos de fiscalización debían perfeccionarse.
Por estos motivos, se propuso un texto preliminar que recogió modificaciones a los aspectos ya señalados, el que fue sometido al proceso de consulta del Anteproyecto Norma, a principios de 1997, al Consejo Consultivo de CONAMA y a la opinión pública, quienes formularon observaciones que fueron analizadas y valoradas para la redacción del texto definitivo. Estas observaciones significaron que a partir de abril de 1997 se comenzara la elaboración Proyecto Definitivo de Norma.
Es importante señalar que para la elaboración de esta norma, diversos fueron los organismos estatales y privados que participaron en su proceso de dictación. Entre estos se encuentran el Ministerio de Salud, MINSAL, a través del Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente, SESMA, el Departamento de Programas Sobre el Ambiente, DPA, y el Instituto de Salud Pública, ISP; el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, MINVU; la Asociación Chilena de Municipalidades; y la Comisión Nacional del Medio Ambiente, CONAMA. También participaron la Sociedad de Fomento Fabril, SOFOFA, a través de la Asociación Chilena de Seguridad, AChS, y la Cámara Chilena de la Construcción, CChC, a través de la Mutual de Seguridad.
En la consulta pública participaron todos los Servicios de Salud Regionales, empresas privadas, consultoras, profesionales del área, y Universidades, entre otros. Como resultado de este proceso se recibieron sobre 25 cartas y documentos que incluyeron más de cien puntos distintos referidos a comentarios y temas diversos asociados con el anteproyecto de norma.

2.1. OBJETIVO Y APLICACION del D.S Nº 146/97 del MINSEGPRES

Los principales aspectos que permiten comprender el contenido, objetivo y funcionamiento de la nueva norma, son los siguientes:




  • ¿Qué se está protegiendo con esta Norma?

Esta es una norma de emisión que protege a la comunidad que se ve afectada por problemas de contaminación acústica, desde el punto de vista de la salud pública, y que son originados por las molestias generadas por el ruido producido por fuentes fijas.


Específicamente, protege a aquellas personas que pudieran estar afectadas por altos niveles de ruido generado por fuentes fijas, o que pudieran sufrir molestia, en lugares habitables tales como sus viviendas, su lugar de trabajo (por una fuente fija distinta a su propia fuente laboral), de descanso o de esparcimiento, entre otras.


  • ¿Quiénes están sujetos a cumplir esta Norma?

Toda actividad, proceso, operación o dispositivo, que se realice dentro de una propiedad, sea pública o privada, y que genere o pueda generar ruidos molestos hacia la comunidad. Esto es independiente de las fuentes que involucre, sean estacionarias, móviles, esporádicas o permanentes.




  • ¿Quiénes son los encargados en la aplicación de esta Norma?

Los organismos públicos asociados a la aplicación de este reglamento, son los Servicios de Salud, y eventualmente las Municipalidades que celebren convenios de cooperación entre ellas y los Servicios de Salud respectivos.




  • ¿En qué instancias se utiliza esta Norma?

Existen distintos escenarios en los cuales el reglamento entra en operación. Entre ellos se pueden mencionar los siguientes:




  • Denuncias por ruidos molestos: Estas denuncias pueden ser formuladas por las personas afectadas, a los Servicios de Salud respectivos o a las distintas Municipalidades, quienes evaluarán si corresponde aplicar o no este reglamento.




  • Peritajes de Certificación: Son necesarios para que las fuentes de ruido afectas a la norma, evalúen el cumplimiento de la misma.




  • Proyectos que se acogen al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, SEIA: Se utiliza como norma para la evaluación y el control del impacto acústico que puede generar un proyecto determinado que se acoja a la definición de fuente fija emisora de ruido.




  • Proyectos de reducción de emisiones de niveles de ruido: se utiliza cuando una fuente fija de ruido realiza un proyecto de reducción de emisiones de ruido, con el cual pretende asegurarse que sus emisiones no generarán molestias a la comunidad vecina.

III PROCESO DE REVISION DECRETO SUPREMO 286/84 MINSAL

El Director Ejecutivo de la Comisión Nacional del Medio Ambiente, previa consulta a organismos de gobierno competentes, y comunidad en general, propone al Consejo Directivo de CONAMA, en marzo de cada año, un programa priorizado de normas a ser dictadas. En 1996, se publica el Primer Programa Priorizado de Normas Ambientales, en el cual, una de las cinco normas allí incluidas fue la revisión de la Norma de Emisión Sobre Niveles Máximos Permisibles de Ruidos Molestos Generados por Fuentes Fijas, Decreto Supremo Nº 286/84 del Ministerio de Salud. Este proceso se inició por petición del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y considerando el avanzado trabajo técnico en ésta materia.


Esta revisión, como toda dictación de normas ambientales, se guió por el Procedimiento de Dictación de Normas Ambientales. Este procedimiento contempla tres partes, con sus respectivos plazos, antes de ser sometido a consideración del Presidente de la República: un proceso de elaboración del anteproyecto de la norma, en el cual se forma el comité operativo de la revisión, se requieren estudios científicos y técnicos, se recopilan antecedentes, y se elabora finalmente el anteproyecto; un proceso de consulta del anteproyecto de la norma, en el cual se somete a consulta pública, al Consejo Consultivo, y se efectúa un análisis de impacto económico y social de dicha revisión; y, por último, un proceso de elaboración del proyecto definitivo de la norma, en el cual se analizan las observaciones formuladas por los anteriores estamentos, se elabora el proyecto definitivo y, finalmente, se presenta al Consejo Directivo de CONAMA para su aprobación. Cada una de estas etapas contempla también sus respectivas publicaciones, para conocimiento público.
Durante el proceso de dictación de una norma ambiental, existen dos instrumentos que son de carácter público permanente destacables: La Tabla Pública, que da cuenta de la materia y el estado en que se encuentran los distintos procesos de las normas, sus plazos y gestiones pendientes, indicación de la fecha de inicio del proceso; y el Expediente Público, que contiene las resoluciones que se dictan, las consultas evacuadas, las observaciones que se formulan, y todos los datos y documentos relativos a la dictación de la norma.

3.1 ANTECEDENTES

Los antecedentes previos a la revisión del Decreto Supremo Nº 286/84 fueron recopilados por un proceso coordinado por la Comisión Nacional del Medio Ambiente. Este proceso se efectuó mediante una Comisión Interministerial, formada en enero de 1994, y una Subcomisión Técnica. La Comisión Interministerial, se compuso por: el Ministerio de Salud (SESMA, ISP, DPA), por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (DDU), la Comisión Especial de Descontaminación de la Región Metropolitana (CEDREM), la Asociación Chilena de Seguridad (AChS) y algunas Municipalidades. A su vez, la Subcomisión Técnica, se forma con profesionales del Instituto de Salud Pública, la Comisión Nacional del Medio Ambiente, la Asociación Chilena de Seguridad, el Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente y un Consultor de CONAMA.


Los principales acuerdos de esta primera la Comisión Interministerial (1994-96) fueron los siguientes:


  • Modificar el procedimiento de medición. Definiendo el lugar de medición, las especificaciones de terreno, la medición y la evaluación de niveles.




  • Actualizar la tecnología en instrumentación. Especificando características de los sonómetros y otros instrumentos, y sus exigencias de precisión.




  • Modificar los límites permisibles. Comparando con otros países.




  • Incorporar otros tipos de ruidos molestos. Tomando en cuenta ruidos de carácter imprevisto y correcciones por ruido de fondo.




  • Llenar vacíos legales y evitar interpretaciones ambiguas. Considerando la ausencia de Planos Reguladores, y diferentes tipos de zonas.




  • Incorporar laboratorios o empresas privadas. Definiendo la existencia de un laboratorio de referencia, y un procedimiento de acreditación a privados.

Es importantísimo destacar que el trabajo de ésta Comisión fue el principal insumo para iniciar el proceso de revisión del D.S. Nº 286/84 de MINSAL.



3.2 GRUPO DE TRABAJO

Como se mencionó, el grupo de trabajo para la revisión del D.S. Nº 286/84 estuvo integrado por las siguientes entidades: el Ministerio de Salud, por medio del SESMA, ISP, y DPA; el Ministerio de Vivienda y Urbanismo; la Asociación Chilena de Municipalidades; y CONAMA. Además lo integraron la Asociación Chilena de Seguridad, y la Mutual de Seguridad.



3.3 CRONOGRAMA

El siguiente es el cronograma de trabajo que se inicia sobre la base del documento preparado por la Comisión Interministerial (1994-96).




  • El 27 de agosto de 1996 se da inicio a la elaboración del anteproyecto de revisión del D.S. Nº 286/84, del Ministerio de Salud.




  • Se recopilan estudios científicos, informes y antecedentes, con el fin de analizar las materias que requieren actualizarse y perfeccionarse para obtener una norma eficaz y eficiente.




  • El 10 de febrero de 1997 se aprueba el anteproyecto de la revisión del D.S. Nº 286.




  • Desde el 16 de febrero al 16 de abril de 1997 se procede a la etapa de consulta a los organismos competentes públicos, privados y comunidad en general.




  • Las observaciones fueron analizadas junto con los resultados del análisis general de impacto económico y social del anteproyecto de norma. A partir de esto, se elaboró el Proyecto Definitivo de la norma.




  • El 6 de junio de 1997, este Proyecto Definitivo fue aprobado por el Consejo Directivo de CONAMA.




  • El 24 de diciembre de 1997 se firma el Decreto Supremo de la nueva norma.




  • Posterior a la Toma de Razón por parte de la Contraloría, se publica en el Diario Oficial el 17 de abril de 1998 la nueva norma (D.S. Nº146/97 MINSEGPRES).




  • Entrada en vigencia el día 16 de julio de 1998 (90 días después de su publicación).



3.4 ANALISIS GENERAL DE IMPACTO ECONOMICO Y SOCIAL DE LA REVISION

En términos generales, la nueva norma generará cambios en el sistema de fiscalización, en el sentido de una mayor eficiencia, aumentando el número de fiscalizados y de quienes corrigen el problema, y generando una mejoría en los índices de contaminación acústica de la población.


Afectará fundamentalmente a los organismos fiscalizadores (Servicio de Salud, y los encargados del tema ambiental de las municipalidades) y al universo de fuentes fijas susceptibles de ser fiscalizadas (urbanas y rurales). Afectará también a los nuevos proyectos sometidos al SEIA, y de manera indirecta a las fuentes fijas que cumplen con la normativa al margen del sistema de fiscalización formal, fundamentalmente referido a acuerdos voluntarios con funcionarios municipales y vecinos.
Como ejemplo, podemos señalar que a nivel de SESMA en la Región Metropolitana, se estima en cerca de 720 denuncias por ruidos molestos ocasionados por fuentes fijas al año. A nivel municipal, se estima que cerca de un 50% del total de denuncias corresponde a demandas tipificables como de fuentes fijas.
Al mejorar la norma, en comparación con el D.S. 286/84, la certidumbre en cuanto a su aplicación, e incorporar las áreas rurales, se espera que incremente el nivel de fiscalización. Para que sea efectivo este aumento, debe ir aparejado de recursos adicionales para satisfacer la mayor demanda y de capacitación de las innovaciones que se agregan. Al mejorar la fiscalización deberá aumentar el grado de corrección del problema en el universo de fuentes, exigiendo internalizar por parte de los emisores, los costos de los ruidos molestos que se ocasionan. Asumiendo, según opinión de expertos, que la aplicación de esta norma redundará en un incremento de un 10% del número de casos sancionados por el Servicio de Salud, y de un 5% para el caso de los municipios, que las fuentes industriales nuevas de mayor tamaño ingresarán al SEIA cumpliendo con la norma, y que en las fuentes nuevas del sector comercio y en las microempresas el cumplimiento será sólo parcial, se espera que al año 2005 se incremente en un 32% el número de fuentes que cumplen norma en comparación con la situación base actual. Esto significa que en el año 2005 existirán 3.650 fuentes menos con problemas de ruido que las que existirían en igual año si no se hubiera modificado el decreto supremo 286/84 del MINSAL.
En términos de costos de cumplimiento, se estima que un 30% de las soluciones son de cero costo, ya que implican cambios operativos (trabajo a puertas cerradas, cambios de horarios de algunas faenas, precauciones en el manejo de las maquinas, etc.); 25% del total son soluciones que implican la asistencia de un profesional especialista para sugerir modificaciones menores en la instalación de maquinarias o cambios mínimos en la instalación; otro 25% soluciona el problema con un costo medio de $ 0,5 millones, que se refiere a aislar recintos relativamente pequeños; el 20% restante corresponden a soluciones de mayor valor, que oscilan entre 1 y 30 millones de pesos, referido a fuentes de mayor tamaño o de alta complejidad. El costo calculado de la aplicación de la norma alcanza a $1.500 millones de pesos para la Región Metropolitana. Este valor se incrementa en relación a lo que actualmente se invierte como resultado de la aplicación del antiguo decreto.
En resumen, los beneficios esperados dependen en gran medida de si el sistema de fiscalización introduce la mejora y es capaz de transmitirla a mayores niveles de sanción, tanto por parte del Servicio de Salud, como por las municipalidades. La otra fuente de obtención de beneficios corresponde a las mejoras por autocumplimiento de la norma, que incluyen todas las demás situaciones que se cumplen por motivos ajenos al decreto, pero en donde la norma actúa como referencia o como causa complementaria de otras regulaciones. Este es el caso de las políticas de las empresas respecto de la calidad ambiental, el cumplimiento del D.S.286/84 del MINSAL como consecuencia del cumplimiento del D.S. 745/92 MINSAL respecto del ambiente laboral, y del alcance de soluciones como consecuencia de controversias generadas por vecinos.
Por último, dado el gran número de fuentes fijas existentes en las áreas urbanas, el avance en las mejoras de la eficiencia de la fiscalización se espera resulte en un aporte significativo a la disminución de los problemas de ruidos generados por este tipo de fuentes.
Se estima que los costos de cumplimiento, en cerca de un 80%, corresponden a inversiones de poco tamaño, hasta $ 0,5 millones de pesos. La dificultad radica en que estas soluciones requieren, en la mayoría de los casos, contar con profesionales capacitados para tales efectos.
  1   2   3


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azrefs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə