14 pancreas e higado




Yüklə 34.75 Kb.
tarix21.04.2016
ölçüsü34.75 Kb.

14

PANCREAS E HIGADO




PÁNCREAS

El páncreas en una glándula secreción interna y externa y denominada glándula salival abdominal.


La parte exócrina corresponde a una glándula serosa pura, muy parecida a la parótida; se diferencia de ésta por tener algunas características particulares en sus porciones terminales o acinos.
El acino glandular está constituido por una hilera de células de forma piramidal que descansan en la membrana basal. Estas células presentan aspecto diferente en la región basal y en la apical debido a que en la primera existen mitocondrias filamentosas fuertemente basófilas, ricas en RNA. En las segunda hay gránulos refringentes de secreción gránulos de cimógeno que son francamente acidófilos.
El núcleo es redondeado y rico en cromatina y ocupa la porción basal. Existen además las células llamadas: Centroacinares, por la posición que ocupan, ya que se encuentran recubriendo en forma discontinua en ápice de las células secretoras y se continúan con las células de revestimiento de los conductos intercalares, considerándoseles por eso, como una prolongación intracinosa de ésa capa.
Los acinos glandulares se continúan con los conductos intercalares que son estrechos y recubiertos por epitelio bajo; éstos a su vez, desembocan en los conductos lobulillares, formando la reunión de varios de ellos los conductos interlobulillares, y la de éstos los conductos colectores.

Los conductos colectores principales son el de: Wirsung y el accesorio de Santorini. Presentan una amplia recubierta por un epitelio de tipo cilíndrico simple, entre cuyas células alternan células caliciformes, y pared externa formada por tejido conectivo denso y algunas fibras musculares lisas cerca de la terminación del conducto.


En el tejido conectivo interacinosos y en el que forman los tabiques intralobulillares e interlobulillares se hallan vasos y nervios.
La porción endocrina del páncreas está representada por los Islotes de Langerhans.

Son formaciones redondeadas de tamaño variable, situadas entre los acinos glandulares y formadas por cordones y cúmulos irregulares de células y vasos. Se encuentran separados de los acinos de secreción externa por una capa delgada de tejido conectivo fibrilar, pero no están encapsulado.


Son técnicas especiales se muestra la presencia de dos tipos principales de células: Células alfa (), con gránulos insolubles en alcohol; y células beta () solubles en alcohol. También hay células delta () unas pocas células C.
Las células alfa ()secretan glúcagon; se hallan localizadas en la periferia de un islote y constituyen el 20% de las células.
Las células Beta () secretan insulina; se encuentran en el centro del islote y constituyen la mayor parte del islote.
Las células Delta () están localizadas entre las células alfa. Estas células producen una substancia llamada: Somatostatina la que se relaciona con el glúcagon en la etiopatogenia de la diabetes. Se considera que representan una variación de las células A.
Las células C se tiñen poco y contienen muy pocos o ningún granulo. Se observan en número reducido situados entre células B y pueden representar una célula en reposo, o una célula de reserva que quizá se diferencie en células A o en células B.

HIGADO

El hígado es una glándula anexa al tubo digestivo de gran tamaño, se encuentra recubierta por una capa fibrosa llamada cápsula de Glisson, que se refleja a nivel del hilio del órgano y penetra en su interior con los vasos.

Sigue sus ramificaciones y lo divide en gran número de formaciones elementales, los lobulillos hepáticos. En el hombre es muy escaso el tejido conectivo interlobular, siendo imprecisos los límites de los distintos lobulillos, únicamente adquiere importancia el punto donde coinciden tres o más lobulillos, constituyendo unos espacios estrellados que se presentan en forma triangular al corte y son los llamados: Espacios porta-lobulillares o Espacios de Kiernan.

LOBULILLO HEPÁTICO: está formado por un conjunto de células hepáticas y vasos sanguíneos, tiene generalmente forma ovoide la que se convierte en hexagonal por presión de los lobulillos vecinos.


En el lobulillo se consideran: la vena central, las trabéculas de Remak, los capilares sinusoides y el sistema de sostén o retículo fibrilar.

La vena central: del lobulillo se encuentra ocupado el eje del mismo; al salir del lobulillo toma el nombre de vena supralobulillar, se reúne luego con las similares de los lobulillos vecinos y forma las venas colectoras y éstas las suprahepáticas que desembocan en la vena cava. Durante su trayecto se acompaña de las ramas de la arteria hepática.

Trabéculas de Remak: las células hepáticas, relativamente voluminosas, de forma poliédrica, tienen 6 o más caras. El núcleo es generalmente grande y de forma redondeada, presenta un aspecto vesiculoso.
Las células hepáticas están dispuestas en cordones o trabéculas que reciben el nombre de trabéculas de Remak.
Se reúnen en series simple o dobles y se anastomosan con las vecinas formando en conjunto una red, que partiendo de la vena central del lobulillo sigue una disposición reticulada. Entre dos células en contacto existe un finísimo canalículo llamado canalículo biliar o capilar biliar.

Se prolonga en toda la longitud de la trabécula hepática anastomosándose, por medio de colaterales con los canalículos próximos. Cuando los canalículos salen de las rabéculas se rodean de una pared propia conjuntiva y epitelial constituyendo los llamados: Conductos de Hering, que van a desembocar finalmente en los conductillos biliares que se encuentran en los espacios de Kiernan.


Los conductos biliares, que tienen pared propia constituida por un epitelio cúbico o cilíndrico, se juntan para formar otros mayores, y éstos, a su vez, confluyen hasta constituir el conducto excretor principal o conducto hepático.
Los capilares sinusoides: son originados en las ramificaciones de la vena porta y de la arteria hepática, se encuentran en los espacios de Kiernan que circundan los lobulillos, lo penetran en la periferia y lo recorren radialmente constituyendo unos espacios sanguíneos irregulares y tortuosos, conectando el fin de la vena porta interlobular con la vena central intralobular donde desembocan.
Durante su trayecto y debido al gran número de anastomosis que envían a los capilares vecinos, forman una extensa red de mallas amplias, dispuestas entre los cordones de las células hepáticas que llenan todos los espacios que quedan libres entre las células.
El endotelio de los capilares es discontinuo. Forma parte del “sistema reticuloendotelial”. Las células endoteliales corresponden a dos tipos: Células indiferenciadas y células estrelladas de Kupffer o macrófagos fijos, unidas entre sí por prolongaciones, de tal modo que dejan entre ellas soluciones de continuidad que permiten el contacto directo de la sangre con las células hepáticas.

Esto facilita el paso de substancias de las células hepáticas a la corriente sanguínea. Es frecuente encontrar en el citoplasma de las células de Kupffer distintos elementos, producto de la actividad fagocitaria como: gránulos de pigmento, restos celulares, hematíes, etc.



Sistema de sostén retículo fibrilar: los lobulillos hepáticos están parcialmente separados por delgadas fibras de tejido conectivo denso, que es una dependencia de la cápsula que lo rodea. Dependiente del tejido conectivo perilobulillar, existe una intrincada red de fibrillas, en su mayoría precolágena o reticulina, que penetra en el lobulillo y se extiende en todo su espesor formando el armazón de sostén de las células hepáticas.

Los espacios de Kiernan o portalobulillares presentan dentro del tejido conectivo que los constituye una rama de la arteria hepática, de la vena porta y de uno o varios conductillos biliares.



VESÍCULA BILIAR

Tiene la forma de una pera y consta de: mucosa, muscular y serosa.


Mucosa: está formada por epitelio de células altas, con núcleo basal. La membrana basal no puede ser identificada. La lámina propia consiste de delicadas fibras de tejido conectivo ricamente vascularizado.
Muscular: está formada por haces de músculo liso, que se entrelazan formando una capa irregular en espesor y orientación, algunas fibras se disponen en forma circular. Se pueden encontrar fibras colágenas, reticulares y algunas elásticas entre los haces de las fibras musculares.
Serosa: su cubierta externa de tejido conectivo fibrosos denso se continua en algunas regiones con la cápsula de Glisson.







Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azrefs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə